Mateu Alemany dio en el Media Center de la Ciutat Esportiva de Paterna, un extenso repaso a la actualidad del Club, y quiso también contar su tremenda felicidad y alegría de haber vivido como Director General del Valencia CF este brillante final de temporada en el que el equipo de Marcelino García Toral logró la clasificación para la próxima edición de la Champions League y el broche del título de Copa del Rey en Sevilla. El Director General del Valencia CF deja muy claro su enorme satisfacción de haber ayudado, junto a todos los que forman el club, a hacer felices a tantos miles y miles de valencianistas y reconoce que le impresionó el recibimiento de la afición tras la conquista de la Copa.

¿Qué nota le pone a este Valencia CF?

Las notas las dejo para vosotros, pero todo lo que ha hecho el equipo tiene un mérito extraordinario e histórico. Desde enero, viniendo de una situación complicadísima en el ámbito deportivo, anímico, de lesiones y otras contingencias, el equipo ha sido capaz de competir en tres competiciones, lo que le da aún mayor mérito a lo realizado. Ha llegado prácticamente al final de todas con opciones de conseguir sus objetivos. Hemos conseguido un título, nos hemos clasificado para la Champions, sin duda, mi nota es excelente.

¿Qué supone para un Director General no nacido en Valencia subirse al autocar y celebrar ese éxito de la Copa?

Si ganamos una Copa al Barça después de meternos la semana pasada en Champions, si me pongo tranquilo, algo falla. ¿No creen? Es evidente que era momento para celebrar y uno lo celebra como le sale. No iba a estar sentado. Han sido unos días muy especiales, emotivos y espectaculares, y aprovecho para dar las gracias a todos los que viajaron a Sevilla. Su comportamiento no fue más allá de impresionante, ayudaron al equipo en momentos duros, en especial en los últimos quince minutos tras el gol de Messi. Fue espectacular. Y también todos los que sufrieron en Valencia, quiero agradecer a toda la gente que estuvo con el equipo desde el aeropuerto a Mestalla, fue mucha gente, se vio mucha emoción, mucha alegría. Es lo más reconfortante del fútbol, uno trabaja para hacer felices a los aficionados.

Mi trabajo es hacer un equipo competitivo para, luego, dar estas alegrías. Lo que vimos en Mestalla, el lunes en la Generalitat, Basílica y Ayuntamiento. Han sido tres días inolvidables y sorprendentes por el volumen de la gente. Incluso los jugadores estaban abrumados con esa celebración. Mi resumen es emoción y felicidad. Para mí han sido días muy emocionantes y me alegro haber podido compartirlos con la afición y también con la gente del club, porque ellos también ganan. Creo que, tras 11 años sin conseguir un título, ahí salió algo muy espectacular tras pasarlo muy mal. Cuando uno lo pasa tan mal se invierte la situación y, cuando se alcanza el éxito, se eleva todo. Cuando las cosas son más complicadas e inesperadas, uno lo disfruta y se emociona aún más. Gracias a la afición del Valencia CF, ha estado muy por encima de lo que uno podía imaginar que ya era mucho.

¿Les ha convencido la RFEF de que lo mejor jugar la Supercopa con cuatro equipos? ¿Se plantean ir a la justicia ordinaria?

Hemos competido durante la temporada 2018-19 con un reglamento que afecta a futuras competiciones. Somos cuartos, Champions, somos campeones de Copa con derecho a jugar la Supercopa. En ese reglamento se estipula que jugaría el campeón de Liga y el de Copa. Está en la etimología del término, juegan los supercampeones de todo. Ha sido así toda la vida y tiene lógica aplastante.

Por ese motivo, no me cambie las condiciones, cuando tenemos el derecho adquirido. La Asamblea de la RFEF se celebró tres días después de que el Barça fuera campeón, por tanto, ya se había ganado el derecho. La tesis de la RFEF es que la Asamblea es soberana y defiende el interés general del fútbol. La nuestra es defender los intereses del Valencia CF.

Hemos vuelto a hablar con la Federación en Sevilla y queremos que un tercer organismo, que debes ser el Comité Superior de Deportes (CSD) decida cuál de esas dos tesis tienen la razón. Las dos son defendibles y mi obligación está defender la primera. Nosotros vemos bien que cambie el formato, pero para el año siguiente. Incluso beneficiaría al Valencia CF porque si van cuatro equipos tendríamos más opciones que si van dos. Por ejemplo, en los últimos diez años me pregunté: ¿En cuántas temporadas habríamos ido con un formato u otro? Quizá nos convenga al Club este nuevo formato, pero debería ponerse en práctica la temporada que viene, con efectos para la siguiente. Se juega la Supercopa en la temporada 19-20, pero en realidad son los campeones de la 18-19. No impugnamos nada, decimos que nos hemos ganado el derecho de jugarla contra el Barça y mejor a doble partido que a uno. Pero eso no depende de nosotros. Si se nos dice de jugar un partido iremos donde sea.

Es sencillo y entendible. No queremos conflicto. Por supuesto que la vamos a jugar y la vamos a intentar ganar. Pensamos que, en esta discusión, un organismo neutral con conocimiento de causa (CSD) nos diga realmente si es una cosa o si es otra. ¿Pensar en ir a la vía ordinaria? Esperamos esa resolución del CSD, no tenemos intención de bloquear nada, ni de crear problemas. Por supuesto, no tenemos intención de no jugarla, porque el interés del Valencia CF a nivel deportivo, social y de prestigio es jugar la Supercopa sí o sí. La vamos a disputar donde sea y contra quien sea. Es un tema bastante sencillo y comprensible. ¿Cómo no va a ir el Valencia CF a jugar la Supercopa? Contravendría los intereses de nuestro club y, por supuesto, repito vamos a ir a intentar ganarla.