Parece que fue ayer cuando en Valencia Basket renunciamos a llevar el nombre de un patrocinador en el frontal de la camiseta.

Con la llegada de la Cultura del Esfuerzo, apostamos por reforzar la responsabilidad social que nos corresponde como entidad deportiva.

Desde entonces, cada año nos hemos ratificado en ello y creemos firmemente que esta apuesta ha supuesto un cambio de mentalidad en la sociedad a la hora de pensaren Valencia Basket.

La sociedad ha cambiado y también la forma de entender el patrocinio deportivo, que ahora va mucho más allá de “poner un logo en un sitio”.

Nuestros patrocinadores han estado a nuestro lado durante estos 9 años, ayudándonos a hacer más fuerte nuestro mensaje. Gracias a ellos hemos crecido y continuamos haciéndolo cada temporada.

Sin duda, la valoración de esta apuesta es totalmente positiva, y seguimos trabajando para que la imagen que se proyecta al exterior de nuestro club vaya ligada a los valores que nos definen: responsabilidad, trabajo, constancia, esfuerzo.

Ligar una marca a la Cultura del Esfuerzo y por tanto a Valencia Basket es sumarse a la idea de que en cualquier aspecto de la vida, el trabajo y el esfuerzo es una condición fundamental para tener éxito.

Desde aquel 28 de septiembre de 2011, hemos vivido grandes momentos en la familia taronja que nos han traído hasta donde estamos hoy, uno de los equipos más consolidados a nivel español y también europeo.

Cuatro títulos, seis finales, creación de nuestra sección femenina, construcción e inauguración de L’Alqueria del Basket,y en el horizonte el nuevo Arena Valencia.

Lo que viene por delante es más interesante todavía que lo que vemos al mirar hacia atrás, y estamos seguros de que basándonos en la Cultura del Esfuerzo, vendrán más éxitos