El Ayuntamiento de Cullera ha recibido este jueves el Trofeo Iglú Verde de Ecovidrio. Por superar la cifra de envases de vidrio reciclados durante la campaña de Banderas Verdes. En los dos meses que ha durado esta iniciativa se han recuperado cerca de 171.000 kilos de envases.

Con este galardón Ecovidrio reconoce el compromiso de Cullera con el reciclaje y su lucha contra el cambio climático.

El concejal de Medio Ambiente, Bernat Escolà, ha asegurado que “campañas como ésta conciencian a la sociedad en general de la importancia del reciclaje”. Escolà ha querido destacar también la colaboración de la hostelería cullerense durante la campaña, ya que un total de 183 restaurantes, bares y chiringuitos de la localidad se han involucrado en la recogida.

El acto de entrega del Trofeo Iglú Verde ha contado con la asistencia del técnico de zona de Ecovidrio, Manuel Sala, y del concejal de Medio Ambiente de la localidad, Bernat Escolà.

170 contenedores de recogida de vidrio que recogieron más de media toneladas de envases de vidrio

Con 170 contenedores, Cullera cuenta con un iglú por cada 132 habitantes y en 2020 recicló más de media tonelada de envases de vidrio, lo que supone una media de 23,6kg/habitante.

El vidrio que se deposita en los contenedores se recicla al 100% y se utiliza para la fabricación de nuevos envases, de manera indefinida y sin perder las propiedades originales. Reciclando vidrio se evita el crecimiento de los vertederos y supone también un elemento clave en la lucha contra el cambio climático.

Al utilizar vidrio reciclado en la fabricación de nuevos envases se evita la extracción de materias primas de la naturaleza. Evitando la erosión de los suelos y la deforestación de nuestro entorno. Además, se minimiza la emisión de CO₂ en el proceso de fabricación y se ahorra energía.