Ayer comenzó la ejecución de las obras del proyecto “Renovación de infraestructura de la calle Isabel la Católica”. Un proyecto que cuenta con una inversión total de 653.000€ y que llevará a cabo la mercantil Becsa SA  en un plazo de seis meses. Tal como ha explicado la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, “se trata de una reivindicación histórica por parte de la asociación de comerciantes del centro histórico. Porque es uno de los principales esos comerciales de nuestra ciudad”.

El proyecto pretende la mejora global de la accesibilidad en toda la calle, mediante la regularización de firmes y reposición de pavimentos. Además del empleo de pavimentos de texturas y materiales antideslizantes de acuerdo con la normativa vigente de accesibilidad en el medio urbano. También se prevé la ejecución de alcorques para la plantación de arbolado. El proyecto incluye además la renovación de las redes de servicios municipales existentes y renovación de mobiliario urbano como aparcamiento de bicicletas o papeleras.

Ampliacción de acrecas y un sólo carril de circulación

Con esta obra se logrará la reordenación de este eje comercial, adecuando anchos de carriles, modificando líneas de bordillo, aumentando y uniformizando anchos de aceras. Los trabajos permitirán crear un bulevar verde, con un 70 % del espacio destinado a los peatones y el 30 % a los vehículos.

“Esta obra tan esperada por vecinos y comerciantes de la zona mejorará notablemente la calidad ambiental y la accesibilidad de este eje comercial. Con un planteamiento similar al ejecutado en otras calles cercanas como Hernán cortés o Pizarro. Avanzamos así en la mejora paulatina de una de las zonas más comerciales de nuestra ciudad, para el bienestar y comodidad de vecinos y visitantes”. Ha destacado la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano.

Seis meses de obras que se paralizarán en Navidad

Los trabajos de remodelación de este vial del centro histórico se detendrán el 17 de diciembre para facilitar las compras navideñas en los comercios de la calle y los de su entorno. Tan sólo continuarán en las inmediaciones del centro escolar para aprovechar las vacaciones escolares  de Navidad y avanzar la reurbanización del tramo sin generar molestias a los alumnos. Las obras se retomarán en el resto de la calle el 7 de enero, una vez concluido el periodo navideño.

El plazo de ejecución previsto es de seis meses, que se ajustarán a las necesidades de comerciantes (tiendas, zonas carga y descarga) y vecinos (garajes). Para compatibilizar las obras con las campañas de navidad y también fallas. Tal y como ha explicado la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez. Esta medida impulsará la reactivación económica de uno de los sectores que más ha sufrido los efectos de la pandemia. “Es importante apoyar a este sector no solo con ayudas directas sino con medidas que activan la economía.