Ribó pone en peligro a vendedores, compradores y personal del Mercado de Ruzafa

La idea era que los Mercados desde el lunes pasado volviesen a la «normalidad». Eso sí, con medidas sanitarias como el distanciamiento social y los geles hidroalcohólicos. Por fin el lunes pasado se recuperó el horario habitual, que incomprensiblemente se había recortado por parte del Ayuntamiento de Ribó, con una decisión unilateral.

Pero los problemas en el Mercado de Ruzafa continúan. Esto es debido nuevamente a la falta de personal de la Concejalía de Mercados que dirige el concejal Carlos Enrique Galiana.

Así, en la mañana de ayer, como no había personal que pudiese controlar el aforo de visitantes la mercado, se procedió al cierre de 5 de sus puertas, dejando sólo 2 abiertas. Este sistema ya se había utilizado semanas antes en muchos de los mercados.

En caso de emergencia, las salidas cerradas por el Consistorio Municipal poniendo en peligro a vendedores y clientes

En este caso, el Ayuntamiento nuevamente incumple la normativa de incendios, y de emergencias. Ya que el plan de evacuación en caso de emergencias no sería posible, al cerrar parte de las salidas.

De nuevo esta situación destapa la falta de personal en una Concejalía que se ha gastado durante años parte de su presupuesto en fiestas y campañas. Como el «Bonica Fest» que en nada ha beneficiado a los mercados. Estas campañas parecen más unas campañas de publicidad personal de la imagen del propio concejal Carlos Enrique que de ayudar a las ventas de los mercados. También hay que recordar las fotografías anuales del baile de Carlos Enrique con Mónica Oltra. Un show pero que detrás esconde unos objetivos de la concejalía muy alejados de una gestión eficiente. Ahora demuestra la falta total de personal en la Concejalía, derivada de la falta de previsión y del gastos en fastos y no en lo importante.

Asociación de Mercados Municipales critica nuevamente las medidas de Galiana y Ribó contra los vendedores

La Asociación de Mercados Municipales de la Comunidad Valenciana, nuevamente critica las medidas improvisadas del concejal Galiana. Unas medidas que tienen sus consecuencias sobre los vendedores que a la fin son concesionarios. Unos concesionarios a los que se les ha impedido vender en condiciones normales y han caído sus ingresos. Pero por contra no han recibido compensación alguna del Ayuntamiento de Joan Ribó y Sandra Gómez. A pesar de que la vicealcaldesa Gómez aseguró que se les compensaría con bonificaciones o exenciones, esto no ha sido así.

Nueva denuncia por poner en peligro a clientes, trabajadores y personal

Hoy mismo la Asociación de Mercados Municipales va a efectuar la correspondiente denuncia al incumplir el Ayuntamiento las medidas de seguridad. Van a solicitar explicaciones por por poner en riesgo la vida de las personas, tanto de vendedores como de clientes. Parece además que Bomberos no ha autorizado el cierre de ninguna puerta, que son vías de emergencia y evacuación, con lo que presuntamente se habría cometido un delito contra la seguridad de las personas y otro por seguridad e higiene de los trabajadores que efectúan allí su jornada laboral.