Rodríguez destaca la importancia de la Feria Gastronómica de L’Alcúdia para el producto y el comercio local

Rodríguez destaca la importancia de la Feria Gastronómica de L’Alcúdia para el producto y el comercio localRodríguez destaca la importancia de la Feria Gastronómica de L’Alcúdia para el producto y el comercio local

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha destacado la importancia de la Feria Gastronómica de L’Alcúdia, que este año ha celebrado su XXIII edición, para el comercio y la agricultura de toda la provincia, en el marco de un evento repleto de novedades y en el que se han congregado más de 40 expositores de distintas comarcas.

No es de extrañar que la Feria Gastronómica de L’Alcúdia sea ya “uno de los eventos gastronómicos más importantes de la Comunidad Valenciana”, según ha defendido Rodríguez en su recorrido por las casetas junto al diputado Pablo Seguí, y al alcalde del municipio, Andreu Salom. “Esta feria es un magnífico ejemplo de trabajo bien hecho: la gente que se anime a venir y conocerla encontrará un producto de enorme calidad y atractivo”.

Un producto de calidad que va desde lo más tradicional (vinos, dulces, embutidos y quesos artesanos, frutas, panes elaborados a partir de masa madre, etc.) hasta lo más innovador, donde este año han destacado expositores como la granja El Rincón de Requena y sus hamburguesas exóticas elaboradas con carne de cocodrilo, de kobe, de cebra e incluso de canguro; o el espacio reservado por primera vez para las gastronetas, que han ofrecido platos como figatells o ‘fish & chips’ sobre cuatro ruedas.

Una feria que se aproxima a su 25 aniversario

La muestra, que reúne los mejores productos culinarios de nuestra tierra, se ha dado cita, como de costumbre, en los días previos a la fiesta grande de la Comunitat Valenciana, el 9 d’Octubre, que este año se ha aprovechado como extensión del fin de semana para prolongar un día más las jornadas de apertura.

La 23ª Feria Gastronómica de L’Alcúdia demuestra así ser una cita fija para los vecinos y vecinas del pueblo, así como un atractivo turístico y comercial para toda la provincia. Una feria que ya tiene puesto el foco en su 25 aniversario y que cada año se reinventa con dos claros objetivos: llenar a todas horas el espacio de 20.000 metros cuadrados dedicados a restauración y gastronomía y, sobre todo, conseguir mucha venta.