El PP propone la implantación de desfibriladores en todos los municipios de la provincia de Valencia

Contelles pide la retirada de la Ley de la Huerta y reclama medidas que garanticen la viabilidad de las explotaciones agrariasContelles pide la retirada de la Ley de la Huerta y reclama medidas que garanticen la viabilidad de las explotaciones agrarias
  • El Grupo Popular pide que el presupuesto de la Diputación destine 1 millón de euros a los ayuntamientos para la adquisición de equipos desfibriladores
  • Contelles reclama la recuperación de un programa destinado a salvar vidas que el actual equipo de gobierno suprimió para pagar Xarxa Llibres
  • El cuatripartito ha rechazado en cuatro ocasiones esta iniciativa a pesar de que grupos como Compromís la han defendido posteriormente en el Senado

 La portavoz del Grupo Popular de la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles, ha reclamado al equipo de gobierno de la corporación provincial un plan para la implantación de desfibriladores en todos los municipios de la provincia de Valencia.

En este sentido, ha avanzado que su formación va a presentar una enmienda al presupuesto de la Diputación para 2018 con el fin de crear una línea específica dotada con 1 millón de euros para subvencionar la adquisición de equipos desfibriladores por parte de los ayuntamientos.

Mari Carmen Contelles ha explicado que es la quinta vez que el Grupo Popular solicita esta medida, “que supone recuperar un programa destinado a salvar vidas que ya había puesto en marcha la Diputación y que está en vigor en otras instituciones provinciales, pero que el actual equipo de gobierno decidió eliminar en 2015”.

“Esta iniciativa –ha continuado- cobra especial importancia en los pequeños y medianos municipios y en zonas rurales, donde la atención inmediata en casos de parada cardiorrespiratoria es fundamental ante las distancias que en muchos casos separan estos núcleos de los centros de salud más cercanos. De hecho, algunos consistorios ya han instalado algunos equipos con recursos propios, pero son muchos otros los que teniendo intención de hacerlo no pueden hacer frente a esta inversión por la falta de capacidad económica”.

Según Contelles, “la Diputación no puede obviar un proceso demandado por nuestros municipios que ya estaba prácticamente finalizado en la legislatura anterior y que fue eliminado para poder hacer frente a la demanda de dinero por parte del Consell para pagar, entre otras cuestiones, el programa Xarxa Llibres”.

Cabe destacar  que con una mayor presencia de desfibriladores, así como la aplicación de un correcto protocolo de reanimación cardiopulmonar, se consigue que el número de personas que sobreviven a un paro cardíaco repentino, supere el 75%, lejos del 5% que sobreviven si no se actúa a tiempo.

Contelles ha lamentado que las reiteradas propuestas del PP para la implantación de desfibriladores hayan recibido el voto en contra de PSPV, Compromís, Esquerra Unida y Podemos y ha tildado de incoherente que grupos como Compromís rechacen en la Diputación lo que posteriormente reclaman en el Senado.

“Es incomprensible que esgriman el argumento de la necesidad de reducir las muertes por parada cardiorrespiratoria en aquellas administraciones a las que solicitan la instalación de desfibriladores, mientras eliminan en la Diputación un programa que ya estaba presupuestado y se niegan en cuatro ocasiones a retomarlo”, ha señalado.