Ontinyent ahorrará 60.000 euros con la nueva contrata de Parques y Jardines

Uno de los parques de OntinyentUno de los parques de Ontinyent

La nueva contrata de Parques y Jardines de Ontinyent permitirá al Consistorio un ahorro anual de 60.000 euros además de ampliar servicios, y mantendrá a los empleados del actual subrogándose sus contratos. En concreto, la empresa que ha propuesto la mesa de contratación es Actúa Servicios y Medio Ambiento SL, situada en Murcia, que tendrá que presentar la documentación, después de haber pasado por el pleno y firmar, posteriormente, el contrato, para empezar a trabajar a finales de enero mientras se realizan los trámites necesarios. El coste del nuevo contrato ascendería a 761.949 euros, mientras que el actual se sitúa en los 822.208 euros. La duración de acuerdo será de cuatro años, aunque se podrá realizar una prórroga de dos años más.

En la nueva contrata de Parques y Jardines se incluyen servicios que no se encontraban en el pliegue vigente, como por ejemplo, la limpieza intensiva también en zonas pavimentadas y mobiliario urbano, la eliminación de grafitis o el vaciado y limpieza de balsas, estanques o fuentes. También se incluye el seguimiento y el control de la seguridad del arbolado, la gestión y conservación de las redes de riego y fuentes mediante personal técnico especializado en hidráulica y fontanería y el mantenimiento de los arenales infantiles situados en los diferentes parques por la tipología de usuarios y su uso intensivo. Además del aumento de la frecuencia de mantenimiento en el Pou Clar y también un exhaustivo control de la vegetación sobre el muro del Palacio de la Villa y en el estanque de Benarrai.

Además, la apertura de los parques y de los jardines de Ontinyent en invierno será de 8.00 a 23.00 horas, prolongándose una hora más durante el verano, aunque el horario definitivo podría variar a requerimiento del ayuntamiento. Con el nuevo plan se pretende, además, optimizar los recursos para poner de relieve la importancia del medio ambiente. Un ejemplo es la restricción del uso de abonos químicos en detrimento otros orgánicos o, en su defecto, abonos minerales naturales. Tampoco se permitirá el uso de herbicidas químicos, que serán sustituidos por técnicas de eliminación por infrarrojos, quemadores o herbicidas ecológicos. La gestión de plagas se realizará mediante control biológico, y cuando esto no sea posible, por control integrado, mientras que también se potenciará la lucha contra las plagas en parques y jardines mediante insectos, pájaros insectívoros o luces de vapor de mercurio, entre otros métodos.
En cuanto a la gestión de los restos vegetales, esta se realizará en una planta de compostaje autorizada o, en su defecto, se procederá a la *trituració y aplicación “in situ” en otros espacios, previa autorización de los servicios técnicos municipales. Con esto se pretende evitar que los residuos verdes de la contrata se queman de forma directa.