Montón anuncia la adquisición de un acelerador lineal y un Pet-Tac para el Hospital de La Ribera

Montón anuncia la adquisición de un acelerador lineal y un Pet-Tac para el Hospital de La RiberaMontón anuncia la adquisición de un acelerador lineal y un Pet-Tac para el Hospital de La Ribera

– La consellera se ha reunido con los alcaldes de la comarca para dar detalle de la reversión, una vez finalice el contrato con la concesionaria

– El proceso de transición del modelo de gestión privada al control directo se ha llevado a cabo con planificación y transparencia

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, ha mantenido esta mañana un encuentro con los alcaldes y alcaldesas de las poblaciones adscritas al departamento de salud de La Ribera, para informarles del proceso de reversión del Hospital de Alzira una vez finalizado el contrato con la concesionaria.

La consellera ha explicado que, “a partir del día 1 de abril, el departamento de salud de La Ribera pasará a ser de gestión pública y directa y la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública potenciará este departamento mediante un plan de inversiones de urgencia”.

De hecho, la titular de Sanidad ha anunciado la inminente adquisición de un acelerador lineal y un Pet-Tac para diagnóstico y tratamiento de los enfermos oncológicos, así como la actualización del mamógrafo digital para el Hospital de Alzira.

Al encuentro, que ha tenido lugar en Salón de Plenos del Ayuntamiento de Alzira, han asistido representantes de los 34 municipios del departamento, el secretario autonómico de Sanidad, Narcís Vázquez, el subsecretario, Ricardo Campos, la directora territorial de Sanidad en la provincia, Maite Cardona, y la directora general de la Alta Inspección, Isabel González, que en los últimos meses ha recorrido, una a una, las poblaciones de la comarca para dar detalle de la reversión.

Carmen Montón ha recordado que el proceso de transición se ha llevado a cabo con total planificación, transparencia y antelación, y ha subrayado que, una vez finalizado el contrato con la concesionaria -que el propio president de la Generalitat anunció en 2016 que no se renovaría- “no solo se mantendrán los mismos servicios asistenciales, sino que se llevarán a cabo mejoras en el departamento de salud, tanto en Atención Primaria como en el propio hospital”.

Unas mejoras que ya se han contemplado en los presupuestos de 2018, que incluyen un plan de inversiones de urgencia por valor de algo más de 5,7 millones de euros para el departamento de La Ribera. A ello se añaden los 2,1 millones previstos para 2019, lo que eleva a más de 7,8 millones de euros la cantidad estimada para mejorar infraestructuras y adquirir equipamiento nuevo.

En 2018 se invertirá un total de 150.000 euros correspondientes al Plan de Dignificación de Infraestructuras en Atención Primaria. Asimismo, se realizarán diversas actuaciones en diferentes servicios del Hospital, en las que se invertirán 350.000 euros. Además, se destinarán 600.000 euros para reposición y adquisición de equipamiento en Atención Primaria. Por último en el equipamiento Hospital de La Ribera se invertirán otros 4.600.000 euros.

En concreto, el Hospital de Alzira dispondrá de acelerador lineal y Pet-Tac para pacientes con cáncer, así como una actualización del mamógrafo. A ello hay que añadir un aseo de personas con movilidad reducida en cada planta de hospitalización, mejoras en el Hospital de Día, mejoras en Urgencias y adquisición de nuevo mobiliario.

Por lo que respecta a Atención Primaria, además de mobiliario para los centros de salud, se adquirirán equipos de radiología digital para Benifaió, el CSI de Alzira, Carlet y Sueca -estos dos municipios tendrán también ecógrafo-.

Algunas mejoras en las infraestructuras de primaria son: En Cullera, acondicionamiento fachada del centro de salud, apertura de consultorios de playa en periodo estival, apertura de sala de rayos en horario de mañana.

En Carcaixent: sala de extracciones y puerta de acceso al centro de salud; en Alginet: instalación de lavabos en consultas; en Alberic: ampliar el área de extracciones y sala para equipo de radiología; en Albalat: construcción de almacén; en L’Alcudia: adecuar accesos, pintura exterior, fachadas y puerta de urgencias. En Algemesí: ampliación del centro de salud, en Fortaleny y Corbera: arreglo del consultorio; en Benicull: proyecto de reforma, previa cesión a Sanidad o en Massalavés: construcción de consultorio.

Además, a través del Programa de Intervención Arquitectónica en Consultorios de propiedad municipal (PIAC) – al que la conselleria destina más de 2,5 millones de euros- se mejorarán los consultorios auxiliares de los municipios que lo soliciten (algunos ya lo han hecho, como Benimuslem, Llombai, Favara, Sollana, Tous y Alfarp).

Sucesión de empresas

A partir del 1 de abril, una vez que la Conselleria asuma el control directo del departamento de salud, serán de aplicación las normas laborales de la sucesión de empresas, lo que implica que la Administración se subrrogará como empleadora y asumirá a los trabajadores bajo la fórmula de trabajadores laborales a extinguir, “la fórmula que mayores garantías jurídicas ofrece y que cuenta con el respaldo del comité de empresa, el órgano de representación de los trabajadores”, ha recordado Montón.

La consellera ha reiterado que la reversión se hará “con todas las garantías y con la vista puesta siempre en los pacientes, con el objetivo de garantizar la mejor atención sanitaria a los 250.000 habitantes de La Ribera.

Para ello, no solo se mantendrán todos los servicios, sino que se estudiará la incorporación de nuevos servicios en función de la planificación que se está llevando a cabo desde la conselleria. Se crearán plazas para cubrir especialidades que hoy en día se cubren mediante contrato mercantil y se incrementará progresivamente la plantilla actual para reducir la precariedad.

“En resumen – ha concluido Montón-, se va a potenciar la Atención Primaria, se van a mejorar las infraestructuras tanto de los centros de salud como del propio hospital y se van a mantener todos los servicios asistenciales”.

La consellera ha finalizado su intervención asegurando que el aparcamiento del hospital será gratuito y crecerá en número de plazas, y que la conselleria adquirirá vehículos eléctricos para reforzar también la Unidad de Hospitalización Domiciliaria.