Los municipios valencianos invierten 2,6 millones de euros de ayudas en mejorar sus piscinas

Los municipios valencianos invierten 2,6 millones de euros de ayudas en mejorar sus piscinasLos municipios valencianos invierten 2,6 millones de euros de ayudas en mejorar sus piscinas

Municipios valencianos de 14 comarcas han invertido alrededor de 2,6 millones de euros en el último año en actuaciones de mejora de sus piscinas o los espacios en los que se ubican estas infraestructuras indispensables en el período estival. Estas inversiones proceden del plan de Inversiones Sostenibles (IFS) y el plan de Obras y Servicios Municipales (SOM) de la Diputación y se han ejecutado en el primer semestre de 2018 para que las piscinas estén listas para los meses de verano.

Con estas ayudas de la Diputación, que alcaldes y alcaldesas de hasta 47 municipios han decidido destinar a la adecuación de piscinas, en el marco de la política de autonomía municipal por la que apuesta la corporación que preside Jorge Rodríguez, se han reformado los vasos de estas instalaciones, se han reparado revestimientos, rehabilitado duchas y vestuarios, renovado depuradoras e instalaciones eléctricas y acondicionado recintos y entornos en general.

Entre las actuaciones contempladas en el IFS 2017 destacan las rehabilitaciones llevadas a cabo en Requena, Teresa de Cofrentes, Chulilla, la Font d’en Carrós y Bicorp, donde los ayuntamientos han invertido entre 70.000 y 85.000 euros de la Diputació en sus piscinas. En cuanto al SOM; las principales obras en estos recintos de baño han tenido lugar en Llanera de Ranes, Dos Aguas y Siete Aguas, donde se han invertido 110.000 euros en la piscina de cada uno de estos municipios, y en Teresa de Cofrentes, que ha destinado los 115.000 euros de este plan de la corporación provincial a ejecutar la segunda fase de rehabilitación del edificio de la piscina municipal.

En opinión del presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, estas obras de mejora en piscinas y los entornos de las mismas “demuestran la responsabilidad de alcaldes y alcaldesas y su criterio para dar respuesta a las necesidades y reivindicaciones de sus vecinas y vecinos”. En el caso de las piscinas municipales, “son infraestructuras imprescindibles durante el verano y medio centenar de municipios han decidido que es prioritario mejorarlas para que tengan el mejor uso posible”, ha añadido el presidente.

 

A estas actuaciones se suman otras obras específicas en complejos deportivos que incluyen la mejora de piscinas, ejecutadas con fondos del primer IFS puesto en marcha a finales de 2015, con el que Rodríguez decidió invertir en los municipios los 70 millones de euros de superávit que habrían terminado en los bancos. Es el caso de la renovación de las instalaciones de la piscina de la Pobla del Duc, la reparación de la piscina cubierta de Benigànim o los 245.000 euros invertidos en las piscinas lúdicas de Picanya.