La Policía de la Generalitat recupera una campana del siglo XVI robada en 2005 de una ermita alcoyana

La Policía de la Generalitat recupera una campana del siglo XVI robada en 2005 de una ermita alcoyanaLa Policía de la Generalitat recupera una campana del siglo XVI robada en 2005 de una ermita alcoyana

José María Ángel hace entrega al alcalde de Alcoy de la pieza gótica sustraída de la ermita de Barxell hace 13 años

El director de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, ha entregado al alcalde de Alcoy, Antonio Francés, una campana gótica del siglo XVI sustraída de la ermita de la pedanía alcoyana de Barxell hace 13 años y recuperada por agentes del Grupo de Patrimonio Histórico de la Policía de la Generalitat. Ángel ha estado acompañado por el comisario jefe de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Comunitat Valenciana

La recuperación de esta pieza es fruto de una investigación llevada a cabo por el Grupo de Patrimonio que arrancó después de que se conociera que se había vendido una “campana histórica” en una de las paradas del rastro de la ciudad de València.

Tras localizar el puesto del rastro y al vendedor inicial, éste apuntó que había encontrado de manera casual la campana en un contenedor de basura y que procedió a su venta por un valor inicial de 125 euros. La campana se revendió hasta en dos ocasiones más, alcanzando un precio final de 800 euros en una localidad francesa, donde la encontraron los agentes encargados de la investigación. Todos los intermediarios están siendo investigados por el juzgado número 7 de València, que se ha hecho cargo del caso.

Una vez recuperada la campana histórica se procedió a su catalogación, labor que se encargó al especialista en la materia, Francesc LLop, un especialista con una larga trayectoria que ha realizado un inventario de campanas de la Comunitat Valenciana y que apuntó, desde un primer momento, a que su origen puede estar en la ermita de la pedanía alcoyana de Barxell, aspecto que quedó confirmado una vez se mostró la pieza al propietario de la ermita y al arquitecto encargado de las últimas labores de restauración de la ermita.

Según el especialista, se trata de una pieza gótica, que se puede datar entre 1510 y 1540, y que tiene varias particularidades que la hacen fácilmente reconocible como es una inscripción en latín con letras ornamentadas y una cruz con pedestal, un claro marcador temporal ya que estas cruces no aparecen hasta el primer tercio del S XVI.

Tal y como ha recordado el director de la Agencia de Seguridad, “la Policía de la Generalitat ya recuperó en septiembre de 2016 una de las campanas de la Casa del Chavo de València, contribuyendo al trabajo de recuperación del patrimonio de la Comunitat Valencia, ya que en este caso la campana será incluida en el Inventario General de Campanas de la Comunitat Valenciana”.