La Diputación rechaza una propuesta del PP para financiar la construcción de una residencia para discapacitados en Llíria

La Diputación rechaza una propuesta del PP para financiar la construcción de una residencia para discapacitados en LlíriaLa Diputación rechaza una propuesta del PP para financiar la construcción de una residencia para discapacitados en Llíria
  • Contelles: “La decisión PSPV, Compromís, Podemos y EU sólo está motivada por la necesidad de salvar la cara de Oltra y su desaguisado en la atención a menores”
  • “Quienes decían que había que escuchar la voz de un pueblo hacen oídos sordos a la movilización ciudadana y sólo escuchan la llamada de auxilio de Oltra para ocultar su desastrosa gestión”
  • Critica que el Consell y la Diputación pretendan llevar a los menores a un edificio que no reúne las condiciones y presenta deficiencias y niegue el centro para discapacitados que necesita Llíria y su comarca

La portavoz del Partido Popular en la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles, ha lamentado el rechazo por parte de los grupos políticos que sustentan el gobierno provincial –PSPV, Compromís, Podemos y Esquerra Unida (Ciudadanos y No Adscritos se han abstenido)- de una propuesta del Grupo Popular para financiar la construcción de una residencia para discapacitados y centro de día en Llíria, en lugar de asumir el coste del centro de menores que pretende instalar la Generalitat en esta población.

En concreto el Grupo Popular había propuesto que se modificara la finalidad del convenio entre la Diputación y el ayuntamiento de Llíria y los 910.478 euros consignados para la adecuación de la antigua prisión como centro de recepción de menores se destinaran a la construcción de la citada residencia para discapacitados y centro de día que permitiría cubrir las necesidades de Llíria y su comarca.

“Para la comarca del Camp de Túria la prioridad es contar con una residencia para discapacitados y centro de día, pero la vicepresidenta de la Diputación, María Josep Amigó, parece empeñada en recuperar el viejo inmueble de la antigua prisión de Llíria, sobre el cual los técnicos que asesoran al ayuntamiento ya han emitido sus reservas, para salvar la cara de Mónica Oltra y su desaguisado en la atención a menores”, ha señalado Mari Carmen Contelles.

Tampoco la ubicación para el centro de menores anunciado por Oltra y Amigó es la adecuada para la integración social y la atención que requieren dichos menores por su distancia de los centros educativos y sanitarios y la falta de comunicaciones mediante transporte público.

La portavoz popular ha criticado que “quienes decían que había que escuchar la voz del pueblo hacen ahora oídos sordos a las demandas del pueblo y a la importante movilización ciudadana en favor del centro de discapacitados, y sólo escuchan la voz de Oltra pidiendo auxilio para que alguien acuda a rescatarla por su incapacidad para gestionar”.

Contelles ha reclamado a la vicepresidenta del Consell “que asuma su responsabilidad y cuide de los menores tutelados por el Consell en lugar de tapar el problema llevando a los menores a un edificio que no reúne las condiciones y que presenta deficiencias”.

“No estamos en contra de los centros de menores, ni nosotros ni los ciudadanos del Camp de Túria como Oltra ha tratado de hacer ver para ocultar su incapacidad –ha subrayado-. Estamos a favor de que Oltra asuma su responsabilidad y que los menores sean atendidos en centros que reúnan todas las garantías. Y estamos a favor de que el Camp de Túria cuente con las instalaciones que necesita en materia de atención a discapacitados”.En este sentido, ha subrayado que existe un acuerdo aprobado por todos los grupos municipales para la construcción del centro de atención a discapacitados y los terrenos ya están a disposición de la Generalitat, de manera que “lo único que falta es que Ximo Puig y Mónica Oltra tengan la sensibilidad suficiente para construirlo. Y que los grupos que apoyan al Gobierno provincial tengan la sensibilidad suficiente para destinar la financiación necesaria para ello”.

Contelles ha explicado que la comarca del Camp de Túria cuenta con más de 160.000 habitantes y existe, además, un número importante de personas con algún tipo de discapacidad severa, vecinos que precisan de una atención especial y personalizada que a día de hoy es muy escasa, lo que genera también un grave perjuicio a ellos y a sus familiares que ven como sus necesidades no son atendidas con la efectividad necesaria.

“La prestación de los servicios necesarios resulta mucho más eficaz y eficiente cuando existe un espacio físico común donde ofrecer atención especializada y profesional, maximizando recursos y evitando que cada municipio tenga que articular medidas por su cuenta para la atención a estas personas”, ha manifestado.

Cabe recordar que ya en 2011 se iniciaron las gestiones para la cesión del suelo necesario para construcción de la residencia para discapacitados como resultado del acuerdo de todos los grupos, y además se redactó un proyecto supervisado y validado por los técnicos de la conselleria de Bienestar Social.

Al pleno de hoy de la Diputación de Valencia en el que se ha debatido esta propuesta han asistido una veintena de representantes de las distintas plataformas ciudadanas y asociaciones de padres y madres de niños con discapacidad de Llíria y de la comarca del Camp de Túria.