El PP de Buñol solicita “un plan de choque inmediato” en el Centro de Menores para solucionar las deficiencias de seguridad, salubridad y personal que garantice la adecuada protección de los menores

El PP de Buñol solicita “un plan de choque inmediato” en el Centro de Menores para solucionar las deficiencias de seguridad, salubridad y personal que garantice la adecuada protección de los menoresEl PP de Buñol solicita “un plan de choque inmediato” en el Centro de Menores para solucionar las deficiencias de seguridad, salubridad y personal que garantice la adecuada protección de los menores
·    El hacinamiento del Centro de Buñol con 45 menores sobre un máximo de 30 permitidos, así como la falta de las condiciones de seguridad, higiénico-sanitarias y la falta de monitores, lo convierten en un centro “que no está a la altura” debido a la dejadez del Consell

 El PP de Buñol ha solicitado al Ayuntamiento de Buñol (PSPV-IU-Votamos) que solicite de “forma inmediata” a la consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas, “un plan de choque inmediato” para que el Centro de Menores cumpla las condiciones de seguridad, salubridad y personal adecuados que garantice la correcta protección de los menores internos.

Así, el PP de la localidad ha señalado que la reyerta con heridos producida la tarde de ayer entre menores del Centro de Recepción de la consellería de Mónica Oltra y vecinos de Buñol, es “solo la punta del iceberg del conflicto social que se vive en Buñol” como consecuencia de una “mala gestión” tanto por parte de la vicepresidenta y de Ximo Puig como del Ayuntamiento de Buñol.

“El hacinamiento del Centro de Buñol con 45 menores sobre un máximo de 30 permitidos, así como la falta de las condiciones de seguridad, higiénico-sanitarias y la falta de monitores para cubrir las necesidades del mismo, convierten al Centro de Menores de Buñol en un centro que no está a la altura” debido a la dejadez del Consell, ha indicado.

Por ello, es necesario un refuerzo del personal, la puesta en marcha de protocolos de seguridad que asegure la protección de los menores, y la mejora de las condiciones de salubridad y sanitarias de los menores allí internados.

En este sentido, ha recordado que el Ayuntamiento aceptó que tras el cierre del Centro de Montolivete de Valencia, el centro de menores de Buñol dejara de ser un centro de acogida, pasando a ser un centro de recepción, donde los menores no pueden permanecer en el mismo más de 45 días en un centro que “no reúne las condiciones necesarias para ofrecer un adecuado servicio”.

Se trata, han añadido, de un centro que está en “una ubicación que no tiene las prestaciones y servicios propias de un gran municipio” y que no cuenta con la plantilla ni las condiciones adecuadas.