El Barri del Pou de Cullera exige soluciones urgentes por su degradación

El barri del Pou de Cullera situado a las faldas del Castillo de Cullera y del Calvaro vive horas bajas, a pesar de ser una atracción turística, sus vecinos claman contra el Consistorio Municipal y les acusan de dejadez.

El Barri del Pou de Cullera, dejadez municipal

Ana, secretaria de la Asociación de vecinos nos relata que «aquí en 50 años no se ha hecho prácticamente nada. Incluso las rampas y los deperfectos los hemos ido arreglando los vecinos«.

Un barrio nada accesible con angostas calles llenas de escalones sin una sóla barandilla en la que apoyarse la gente mayor. Las rampas construídas hace años por los propios vecinos están rotas y degradadas y nadie las repara afirman los vecinos. La mayoría de calles el pavimento está roto y degradado, constituyendo un peligro sobre todo para las personas mayores con fácil riesgod e caída. una dejadez municipal de servicios que se ve reflejada en cada calle del barrio.

Una vecina relata que «Hace 50 años que vivo aquí y mi marido construyó con sus manos estas rampas, y nunca nadie las ha reparado«. Ahora con carritos de bebé o carros de compra son los vecinos los que tienen que para poder acceder hasta sus casas repararlas contínuamente.

«el Ayuntamiento de Cullera nos tiene olvidados a los vecinos del barri del pou de cullera»

Problemas de botellón, seguridad y limpieza en el entrono de la Torre de Santa Ana

El entorno de la Torre de Santa Ana los vecinos nos relatan que cada noche se agrupan personas a consumir ingentes cantidades de alcohol y sustancias estupefacientes, sin que ningún agente de policía les aporte seguridad. Igual es porque están desbordados ante una exigua plantilla diseñada por el Consistorio para una población mínima, aunque en verano se multiplique por 10.

Estos problemas se agravan en verano. De hecho se observan latas, restos de cristales y suciedad que se acumula junto a la Torre. No hay cartelería que ponga en valor ni el cañón, ni la Torre ni el barrio Medieval.

«Los vecinos hemos pintado carteles indicando las rutas y el acceso al castillo, porque el Ayuntamiento por aquí no debe pasar mucho«.

sólo pedimos que el dinero de nuestros impuestos sirva para mejorar el barrio y que el ayuntamiento no nos tenga olvidados

Reuniones con el Consistorio Municipal que no han servido de nada

Desde la Asociación de vecinos nos relatan cómo hace casi un año que se reunieron con el Ayuntamiento y les dieron 13 puntos sencillos de cumplir para mejorar enormemente la calidad de vida en el barrio. De estos 13 puntos, el Consistorio no ha cumplido ni efectuado ninguno de ellos. «El alcalde nos dice que ha pedido casi 4 millones de € de fondos a Europa y han sido denegados«.

El Ayuntamiento de Cullera presume de Barrio pero por contra permite se degrade a un ritmo frenético

«Callejuelas únicas. Uno de los rincones más típicos y pintorescos de la ciudad es el Barrio del “Pou”, que a lo largo de la historia se ha denominado Santa Ana»

Llama profundamente la atención que en la propia web del Ayuntamiento lo vendan como una joya única de Cullera y cuando paseas por sus calles puedas comprobar la degradación y dejadez del Consistorio Municipal

¿Cómo puede ser que carezca este barrio y la Torre de Santa Ana de ninguna protección?

Según al propia web de la Consellería de Patrimonio Cullera sólo posee 5 BIC ( Bienes de Interés Cultural), El Castillo y las murallas entre ellos, pero no incluye esta Torre de Santa Ana. Aunque sí es verdad que la modificación posterior de la ley añadía en el caso de fortificaciones todas las murallas y torres circundantes. Aunque en la memoria descriptiva del BIC sigue sin estar reflejado.

Tampoco tienen ninguna protección como BRL (Bien de relevancia Local) este entorno ni la Torre de Santa Ana ni el Barrio del Pou. De hecho este barrio carece de ninguna protección patrimonial, con lo que parece muy extraño pedir ninguna subvención para su rehabilitación ya que el paso previo es que tenga alguna protección patrimonial.

Ni siquiera las letras de Cullera tienen protección patrimonial

En caso de que algún desalmado atacara el símbolo por excelencia de Cullera, sus letras en la montaña. Al carecer de protección alguna, podría salir indemne de cualquier gamberrada producida al carecer de protección patrimonial este elemento.

Esto es consecuencia de según parece no tener redactado el plan Municipal de Protección Patrimonial, que sería una hoja de ruta para ir protegiendo entornos monumentales o relevantes. Así como marcaría la protección de cada inmueble en esos entornos y la manera de actuar en caso de rehabilitación posterior. Este plan ha de aportar una memoria detallada y explicativa de cada uno de los elementos a proteger a nievl local y la forma de actaur con ellos para salvaguardarlos en el futuro.