Alberic se une a la red de ciudades de acogida de los refugiados

El Ayuntamiento de Alberic ha decidido sumarse a la red de ciudades de acogida de refugiados, en una iniciativa que se está llevando a cabo a lo largo del territorio español, tanto en consistorios como en los gobiernos de las comunidades autónomas y el gobierno central. El ayuntamiento alberiquense quiere así responder a la amplia demanda de ayuda que ha surgido sobre todo como fruto de la guerra de Siria, que ha causado más de 190.000 muertos y millones de refugiados, que están llegando sobre todo a Europa por Hungría o Grecia. Algunas formaciones políticas del consistorio (caso de Compromís) ya pidieron el pasado viernes la inclusión de Alberic como ciudad de acogida y el equipo de gobierno ha querido dar un paso adelante para ofrecerse a las administraciones superiores y ratificar su apuesta por la solidaridad. El ayuntamiento busca emplazamientos donde podría acogerse a los refugiados y estudia organizar campañas para recoger alimento y ropa por parte de la ciudadanía. “No podemos cerrar los ojos a lo que está sucediendo. La ONU dice que es la situación más extrema desde la Segunda Guerra Mundial y ayuntamientos como el de Alberic deben responder a la llamada de socorro y ofrecer soluciones, o por lo menos aportar nuestro por Hungría o Grecia. Algunas formaciones políticas del consistorio (caso de Compromís) ya pidieron el pasado viernes la inclusión de Alberic como ciudad de acogida y el equipo de gobierno ha querido dar un paso adelante para ofrecerse a las administraciones superiores y ratificar su apuesta por la solidaridad. El ayuntamiento busca emplazamientos donde podría acogerse a los refugiados y estudia organizar campañas para recoger alimento y ropa por parte de la ciudadanía. “No podemos cerrar los ojos a lo que está sucediendo. La ONU dice que es la situación más extrema desde la Segunda Guerra Mundial y ayuntamientos como el de Alberic deben responder a la llamada de socorro y ofrecer soluciones, o por lo menos aportar nuestro grano de arena para que esta crisis humanitaria tenga la salida más favorable para una gente que está huyendo de la guerra”, argumentó ayer el alcalde de Alberic, Antonio Carratalá.