Catalá denuncia que Ribó y  PSOE blindan la fiesta de las  Reinas Magas al darle rango de fiesta tradicional en la ciudad

– El Gobierno de Ribó y PSOE ha colado esta fiesta realizada sólo una vez en el año 1937 durante la República para sustituir a la de las Reyes Magos

 La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha denunciado que el Gobierno de Ribó y PSOE “da un nuevo paso para imponer su ideología y querer convertir por “decreto” en una fiesta tradicional de la ciudad de Valencia la cabalgata de la Reinas Magas que se hizo sólo en una ocasión en la República.

El alcalde Ribó está empeñado en consolidar una fiesta que ni es tradicional en nuestra ciudad ni está arraigada, al incluirla en el listado de las fiestas tradicionales como los Reyes Magos, los Carnavales o la Semana Santa”.

El Gobierno de Ribó y PSOE ha colado esta fiesta realizada sólo en el año 1937 durante la República para sustituir a la de las Reyes Magos,  en el listado oficial de fiestas tradicionales de la ciudad de Valencia para que no tengan que pedir el permiso de Patrimonio para ocupación de la vía pública para su celebración.

Es una listado de 15 actividades considerada de carácter tradicional  y que según se recoge son todas ella calificadas de especial arraigo en la ciudad.  La fiesta la coloca al mismo rango que la Cabalgata de Reyes, los carnavales, la Semana Santa o la fiesta del 9 d’Octubre

Catalá ha denunciado  que el gobierno de Ribó «sigue imponiendo fiestas que nunca han tenido arraigo en la ciudad y de esta forma justificar que se sigan pagando actos de apoyo a la República» como el que organizará la Sociedad El Micalet con la cabalgata de las Magues de Gener.

  • Catalá ha criticado al alcalde, Joan Ribó, por «utilizar a los niños para hacer política.

Hay que decirlo alto y claro, no es una cabalgata para los niños, es un acto para promover valores republicanos».

El PP ha criticado que «esta cabalgata quiere imponer Ribó y PSOE en las fiestas tradicionales de la ciudad se hizo una vez durante la República y se convirtió en un acto de exaltación de la República y del régimen comunista de la Unión Soviético».

La comitiva que se organizó en 1937 iba encabezada por unas efigies de Largo Caballero y Stalin. Se hizo para sustituir la festividad de los Reyes Magos. Es por tanto una reivindicación clara a favor de la República subvencionada por el Gobierno de Ribó y PSOE.