Más de 15.000 nacimientos en el Hospital del Vinalopó durante 10 años de historia

  • El área de paritorio está equipada con 8 salas de dilatación, parto y recuperación individuales y que están equipadas con la última tecnología.
  • Las medidas de seguridad y limpieza han permitido garantizar una asistencia humanizada e individualizada a las mujeres que han dado durante el pico de la pandemia del COVID-19

El Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario del Vinalopó cumple diez años de actividad superando los 15.300 nacimientos.  De esta forma, los paritorios se han consolidado como una completa Área de Atención Integral a la Mujer, en la que han depositado su confianza embarazadas no sólo de Elche, Crevillent, Aspe y Hondones, sino de toda la provincia.

El Área de Atención Integral a la Mujer ha apostado desde el inicio por implantar iniciativas como la musicoterapia, aromaterapia, cromoterapia, esferodinamia, musicoterapia así como la epidural 24h los 365 días del año.  

El Hospital del Vinalopó dispone de 8 salas de dilatación, parto y recuperación individuales y que están equipadas con la última tecnología. Los monitores de cada uno de los paritorios se centralizan y visualizan fuera de estas salas, con el objetivo de favorecer la comodidad y la intimidad de la paciente y de su pareja durante todo el proceso y garantizar la seguridad clínica tanto del feto como de la madre.

Equipo de Pediatría y Ginecología del Hospital
Equipo de Pediatría y Ginecología del Hospital

Además, las mamás que dan a luz en el Hospital del Vinalopó tienen la posibilidad de escoger la música, el aroma y la iluminación que desean que les acompañe durante su proceso de dilatación y parto. Se trata de las últimas novedades en relajación, musicoterapia, luminoterapia o aromaterapia, al servicio del área de paritorios. El objetivo es contribuir a su relajación y a vivir cada momento del parto con una satisfacción y personalización única.

Paritorio del hospital
Paritorio del hospital

Por otro lado, el centro hospitalario ofrece a las mujeres la aplicación de la anestesia epidural las 24 horas del día y los 365 días del año a las mujeres que lo deseen, salvo contraindicación médica.  Las madres también han valorado positivamente el hecho de ingerir líquidos durante la fase de dilatación, así como la movilidad total que ofrecen los aparatos de control fetal inalámbrico, que permiten el ejercicio físico con colchonetas y pelotas. Otra de las principales ventajas es la cama articulada del paritorio que ofrece a la mujer dar a luz en la postura que ella escoja, dándole la oportunidad de decidir cómo desea tener a su bebé.

Humanización y seguridad durante la crisis del COVID-19

Durante los meses de pico de la pandemia provocada por el COVID-19, el servicio de Ginecología y Obstetricia ha realizado un esfuerzo tanto en limpieza y desinfección como en medidas de seguridad que ha permitido garantizar una asistencia humanizada e individualizada a las mujeres que han dado a luz durante este tiempo, adaptándose a los protocolos establecidos por la Conselleria de Sanidad.

Con el objetivo de garantizar el parto humanizado y respetado, en la llegada al área de paritorio, antes de entrar el personal sanitario realiza a la futura mamá una pequeña entrevista clínica para descartar sospecha de COVID19. Además se realiza toma de temperatura. “Se proporcionará al acompañante material de protección individual al entrar, debiendo de llevarlo durante todo el proceso, salvo que se indique lo contrario. Es importante mantener la distancia de seguridad recomendada con el personal sanitario así como evitar tocar superficies”, explica Eduardo Cazorla, jefe de servicio.