La Junta de Gobierno Local del pasado viernes aprobó la adjudicación de las obras de las conexiones ciclistas en la calle Sant Vicente Martir y de la avenida del Cid. Contará con más de un millón de euros de inversión y más de dos kilómetros nuevos de itinerario ciclista.

Según el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, “uno de los grandes proyectos ciclistas del mandato, fundamental para la movilidad ciclista del área metropolitana”.  

El Ayuntamiento ha adjudicado al Grupo Bertolín SAU la construcción de la conexión ciclista entre la avenida Tres Creus y la plaza de Espanya a través de la avenida del Cid por importe de 814.997,76 euros (IVA incluido). Así como la conexión ciclista de la calle Sant Vicent Màrtir entre la calle Marvá y la plaza de Espanya, por 226.839,63 euros (IVA incluido).

Estos carriles bici serían subvencionables por una cantidad de 864.861,40 euros —el 90 % del presupuesto inicial solicitado sin IVA— por los fondos Next Generation de la Unión Europea.

El vicealcalde ha explicado que se retoma así la actuación, que quedó paralizada en abril de 2017 después de que la primera empresa adjudicataria no acabara la obra. Como estaba previsto, el carril bidireccional . Que ya tiene el primer tramo realizado en la avenida del Cid, entre la avenida Tres Creus y la calle Santa Cruz de Tenerife.

Un carril bici de 2,5 metros de ancho y en la Calle San José de Calasanz tendrá dos carriles

El nuevo carril bici tendrá un ancho de 2,50 metros. Después de discurrir por la vía de servicio de la avenida del Cid en sentido centro, pasará a la altura de la calle Totana en el lado norte de la calzada, completando así su recorrido hasta la plaza de Espanya.

Tal como ha remarcado Sergi Campillo, la actuación vendrá acompañada de una mejora para la circulación peatonal, en este caso a la altura de la plaza Bisbe Amigó, donde se realizará un nuevo paso de peatones paralelo al carril bici. A partir de la calle Sant Josep de Calasanz, el reparto viario será de dos carriles para el tráfico motorizado, dos para bicicletas y vehículos de movilidad personal —uno por sentido—, y uno segregado para el uso exclusivo de EMT y taxi. En el caso del eje ciclable por la calle Sant Vicent Màrtir entre la calle Marvà y la plaza de Espanya, dará continuidad al ya ejecutado hasta la plaza de Sant Agustí y el Anillo Ciclista.