Ya son 6.100 personas las desalojadas por la erupción volcánica y se tiene previsto que conforme avance se produzca el desalojo de hasta 10.000 personas. Una auténtica catástrofe en todos los entidos.

Las coladas de lava se han tragado ya más de 320 edificios, de ellos 185 propiedades habitadas. Lo que añade a la catástrofe medioambiental la económica para muchas familias. Las coladas de magma han sepultado bajo casi 12 metros carreteras, casas, derretido conducciones y acabado con balsas de riego. Una situación que de momento no tiene fin y que tendrá sus consecuencias sobre la economía local a medio plazo en los próximos años.

Como muestra la imagen de satélite de Copérnicus, la evolución de la colada de magma se está disgregando ocupando mucho más terreno, ahora mismo está entrando en la población de Todoque donde los bomberos luchan por salvar parte de la población.

superfície afectada

¿Qué pueden hacer los bomberos?

La colada de magma busca los puntos más bajos del terreno. Así, los bomberos se afanan a excavar el terro lo más rápidamente posible haciendo una salida de la lava al mar para que sea conducido por esta zona excavada y salve las propiedades de Todoque, un pueblo ya a medio sepultar por el magma. para ello han de excavar el punto más bajo y enfríar la colada por sus puntos más externos para conducirla hacia donde ellos quieren. Una tarea muy complicada.

El volcán se acelera

Mientras que la colada de lava se ralentiza el volcán se acelera y expulsa cada vez más material. Así, esta noche se contabilizaba ya la novena boca por la que seguía expulsando material incandescente.

Esta tipología de volcán es explosivo, por lo que no se descarta se produzcan más explosiones. Anoche tras un nuevo terremoto, se abrió una nueva chimenea o boca del volcán aporvechando una fisura de la corteza terrestre.

Se calcula que hay unos once millones de metros cúbicos de lava en una zona entre 6 y 7 kilómetros de profundidad. Lo normal, sería que la mayoría saliese por estas grietas y la existencia de terremotos me dia intensidad significa que aun existe mucha presión en el interior terrestre por disiparse. Una erupción que podría durar al menos un mes.

Llegada al océano y nube de dióxido de carbono

La velocidad de la colada de lava ha disminuído considerablemente pero ocupa cada vez más terreno, y ahora se calcula está aún a más de un kilómetro del océano. Cuando llegue lo previsible será que la fuerte diferencia térmica provoque la condensación de gases y agua y provoce la temida lluvia ácida en la zona. Afectando a las poblaciones cercanas.

Igualmente la nube de dióxido de azufre se está extendiendo y ya cubre parte del mediterráneo occidental, llegando esta misma tarde a la Comunitat Valencia. para el viernes se tiene previsto cubra toda la superfície peninsular.