Almirant Cadarso – Comte d´Altea, ninot indultat 2017

Almirant Cadarso – Comte d´Altea, ninot indultat 2017La pescatera, de Manuel Algarra, ninot indultat en 2017

El ninot de Almirant Cadarso – Comte d´Altea és indultat pels visitants de l’Exposició del Ninot 2017

Com mana la tradició, esta vesprada, abans de l’arreplega dels ninots per part dels comissions, hem conegut el favorit d’enguany.

Amb un total de 15.303 vots, el ninot de la Falla Almirant Cadarso – Comte d´Altea ha resultat el més votat pels visitants de l’Exposició del Ninot 2017.

Obra de l’artista Manuel Algarra, forma part de “La maledicció de Midas”, falla d’esta comissió del sector El Pla del Remei – Gran Via.

Esta comissió ja va aconseguir l’indult del seu ninot, també de la mà de Manuel Algarra, en els anys 2011, 2012, 2015 i 2016.

El ninot d’Algarra, passarà a formar part del Museu Faller, l’únic museu del món que tria les seues peces per votació popular.

Almirante Cadarso-Conde Altea y Manuel Algarra protagonizarán en 2017 un hecho sin precedentes en la historia de la fiesta. Por primera vez, un artista y una comisión de la Sección Especial plantarán de forma ininterrumpida durante 13 años. Este registro supera incluso el binomio más exitoso de la historia de la fiesta, el de los doce años que protagonizaron Regino Mas y la Plaza del Mercado y que este mes ya habían igualado Algarra y la comisión de la Gran Vía.

La falla número trece son tantas como lleva Almirante Cadarso en la máxima categoría. Algarra se ha adaptado perfectamente a la demarcación y se puede decir que prácticamente no ha tenido ningún año «malo», incluso cuando el premio ha estado por debajo de las expectativas (como en este 2016, donde el séptimo premio supo a muy poco para una falla icónica, como la del Baco). Ambas partes empezaron con modestia, asumiendo un puesto humilde en el escalafón. Sin embargo, pronto asaltaron la zona media, posteriormente la zona de podio y estuvieron a punto de ganar en 2011.

Algarra ha conseguido sobrevivir a la gran crisis interna que sufrió la comisión y ahora, bajo la presidencia de Vicente Fuster, ha renovado una vez más la confianza.