Mustafá: “La ley de Cotino fue una ley inoportuna, esperpéntica y que pone en peligro la libertad de decidir de las mujeres”

El PSPV insta a la Agencia Valenciana de Turismo a reservar un 10% de las plazas de los CdT’s para víctimas de violencia de géneroEl PSPV insta a la Agencia Valenciana de Turismo a reservar un 10% de las plazas de los CdT’s para víctimas de violencia de género
  • La portavoz de Igualdad del PSPV en Les Corts incide en la necesidad de derogar una ley “que reduce la interrupción voluntaria del embarazo a una cuestión meramente económica” y apunta que “las mujeres valencianas no necesitamos paternalismo, sino que se garanticen nuestros derechos”

 La portavoz de Igualdad del grupo socialista en Les Corts, Rosa Mustafá ha defendido hoy la necesidad de derogar la conocida como “Ley de Maternidad” o “Ley Cotino” a la que ha calificado como una normativa “totalmente inoportuna, esperpéntica e incluso peligrosa” ya que, tal y como ha reiterado durante la comisión de Igualdad “deja en manos de asociaciones antielección la tarea de apoyo y asesoramiento a las mujeres embarazadas, al margen de los canales de la administración a través de la Sanidad y los Servicios Sociales”. “Es una Ley terrible que nunca debió aprobarse y que entre otras barbaridades reduce la interrupción voluntaria del embarazado a un problema económico e ignora totalmente el derecho de las mujeres a tomar sus propias decisiones sin interferencias”, ha señalado Rosa Mustafá.

De hecho, desde el PSPV han mantenido “la misma postura que defendimos durante su tramitación en 2009, ya que consideramos que  una ley que considera a las mujeres como menores y sin capacidad de decidir -al dejar en manos de redes paralelas a la administración el asesoramiento sobre el embarazo- no es una ley digna de un pueblo libre y democrático” ha reiterado la diputada socialista quien, además, ha negado que la ley se aprobara “para proteger a la maternidad ni mucho menos a las mujeres, puesto que en ningún momento daba ayudas personales, sino a las asociaciones pro-vida, y además jamás se llevaron a cabo estudios sobre su impacto”. “Fue una ley ideológica para beneficiar a colectivos vinculados a Cotino y que se utilizó para hacer oposición a un gobierno socialista en España que esos momentos estaba redactando la ley integral de salud sexual y reproductiva”, ha incidido la diputada.

“No estamos en contra de que se proteja la maternidad y la paternidad, estamos en contra de que bajo ese paraguas se coarte la libertad de decidir de las mujeres sobre su propio cuerpo y sobre su propia vida”, ha reiterado Mustafá antes de recordar que durante la tramitación parlamentaria de la Proposición de Ley de derogación de la Ley de Maternidad “todas las comparecencias han reafirmado que esta es una ley que no aporta nada, que es una mera declaración de intenciones ideológica, que no concede derechos que puedan ejercerse y que fomentaba que las mujeres continuasen sí o sí con sus embarazos aunque ello supusiera entregar sus hijos e hijas en adopción”. “Una ley que tutela a las mujeres, clasista y que considera poco aptas a las mujeres pobres y que no aporta ninguna medida práctica como la ampliación de los permisos de maternidad y paternidad, la creación de plazas de guarderías, que sí que ayudan en la crianza de los niños y niñas no puede continuar ni un año más en vigor”, ha sentenciado Rosa Mustafá antes de mostrarse convencida de que “en el pleno los diputados y diputadas de Les Corts aprobarán la derogación de una ley que no protege y atenta contra la libertad de las mujeres”.