María Such aboga por “descentrar el foco en la víctima de la violencia contra la mujer como responsable última de interponer la denuncia”

María Such aboga por "descentrar el foco en la víctima de la violencia contra la mujer como responsable última de interponer la denuncia"María Such aboga por "descentrar el foco en la víctima de la violencia contra la mujer como responsable última de interponer la denuncia"

La directora general del Instituto de las Mujeres ha hecho balance de las medidas adoptadas por el Consell para luchar contra la violencia sobre las mujeres

Una de las primeras medidas adoptadas por el Consell fue eliminar la exigencia de que las víctimas de violencia de género carecieran de deudas tributarias o con la Seguridad Social para poder acceder a las ayudas

También campañas como #UnHomeDeVeritat, con la intención de centrar el mensaje y la presión sobre los agresores, o ‘No me toques el Whatsapp’ para adolescentes

La directora general del Instituto de las Mujeres, María Such, ha asegurado que, para acabar con la violencia sobre la mujer, es fundamental actuar en tres aspectos: “la prevención, la atención y la intervención integral de las víctimas” y ha abogado por “una coordinación mayor entre los distintos ámbitos” y por “ampliar el foco de atención y no centrarlo sólo en la víctima como la responsable última de interponer la denuncia”.

Such ha hecho balance de las medidas adoptadas por el Consell para luchar contra la violencia sobre las mujeres y ha subrayado que, una de las primeras medidas adoptadas por la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, fue “eliminar la exigencia de que las víctimas carecieran de deudas tributarias o con la Seguridad Social para poder acceder a las ayudas, un aspecto que cobra especial sensibilidad cuando se trata de abordar la situación de violencia machista que tiene como consecuencia el brutal asesinato de mujeres”.

Al respecto, ha recordado que “recientemente, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas incrementó en 336.000 euros la dotación presupuestaria para financiar ayudas e indemnizaciones a víctimas de violencia, previstas en la normativa vigente estatal y autonómica en materia de violencia de género sobre la mujer, para poder atender todas las solicitudes”.

Con este incremento de las líneas previstas inicialmente, “el Consell del Botànic demuestra “su firme apuesta de la lucha contra la violencia de género”. Cabe recordar que, inicialmente, la dotación prevista por la conselleria ascendía a un global de 660.000 euros en las tres líneas, pasando a 896.00 euros tras la modificación presupuestaria.

Paralelamente, Igualdad prevé una cuantía de 100.000 euros para ayudas del fondo de emergencias, ayudas económicas inmediatas de pago único para las víctimas de violencia sobre la mujer, con el objeto de atender sus necesidades más urgentes en casos de emergencia.

Por otro lado, la Conselleria ha fijado un presupuesto de 60.000 euros para atender el derecho a la indemnización por causa de muerte, como consecuencia de un acto de violencia sobre la mujer, para los hijos e hijas menores de edad, o mayores de edad o personas ascendientes que dependan económicamente de la víctima. Este importe ha pasado a 96.000 euros.

Desde el Consell, ha subrayado Such, “apostamos por la coeducación como el instrumento más eficaz para la erradicación de la violencia machista” y ha incidido en la protección de las afectadas por violencias machistas, facilitando diferentes salidas que impliquen una verdadera recuperación vital, económica y social de ellas, así como de sus hijos e hijas”.

Campañas

También se ha referido a la campaña, en torno al 25 de noviembre, que ha puesto en marcha la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, #UnHomeDeVeritat, con la intención de centrar el mensaje y la presión sobre los agresores, así como sendas aplicaciones gratuitas para dispositivos móviles dirigidas a adolescentes y a sus padres, con las que trata de dar herramientas para detectar y atajar situaciones de violencia de género entre los más jóvenes, en definitiva, “para prevenir la violencia de género entre adolescentes”.

Una de las aplicaciones, titulada “De igual a igual”, va dirigida a los adolescentes y, a través de una serie de preguntas, les permite detectar las situaciones de maltrato, además de facilitarles información sobre todos los recursos con los que cuenta la Administración valenciana para denunciar este tipo de casos; por otra parte, la aplicación “Ni más Ni menos” es una guía para padres y madres.

En este sentido, María Such ha destacado la importancia de herramientas como estas aplicaciones, que van dirigidas también a las personas que están cerca de las víctimas, y que les permitan “derribar los muros y luchar contra la violencia machista”.

La directora general ha destacado la necesidad de “prestar atención a actitudes que son la antesala de la violencia y que se dan muy a menudo entre adolescentes”. Por eso, la Generalitat “ha aumentado las acciones preventivas entre la población joven, y lanza ahora esta nueva iniciativa dirigida tanto a los y las jóvenes como las familias”, ha precisado.

Además, Such ha recordado que la Conselleria de Igualdad, junto con la de Educación, desarrolló la campaña ‘No me toques el Whatsapp’, dirigida al alumnado de ESO, y que ha supuesto este año la realización de 436 talleres, en los que se ha formado sobre la visibilización de los mecanismos de control como una forma de violencia.

Como complemento y para que permanezca con carácter perdurable en los centros educativos, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas encargó este año el diseño de un cartel con el lema “Espacio libre de Violencia”, para que se visibilicen en todos los centros educativos como símbolo del compromiso del centro y de la Administración autonómica en la lucha contra la violencia de género. Con ellos se hace también difusión del número de teléfono gratuito 016 para la atención a víctimas de violencia.

Por otro lado, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha convocado la comisión interdepartamental para combatir la violencia de género, con el objetivo de establecer medidas de coordinación en materia de violencia e igualdad, con el objetivo de unir los esfuerzos de todos los departamentos del Consell en materia de erradicación de la violencia de género. Durante el año 2016, esta comisión se ha reunido en dos ocasiones el 18 de abril y el 14 de noviembre.

Dado que, en muchos casos, la violencia de género es una realidad estructural vinculada al actual sistema socioeconómico y cultural, se ha constituido la Mesa por la Igualdad Laboral y Salarial y contra la Feminización de la Pobreza, que tiene como objetivo articular y diseñar nuevas políticas públicas de lucha contra esta situación, de la mano de las entidades sociales de este ámbito.

Recursos de atención

Respecto a los recursos de atención integral a las víctimas de violencia sobre la mujer, la Conselleria de Igualdad ha diseñado la nueva Red de Asistencia Social Integral, “con el fin de mejorar la calidad de la prestación y especializar la atención en función de de las necesidades de atención piso-social de las mujeres y menores”, ha subrayado Such.

La atención se presta a través de la Red de Centros Mujer a nivel ambulatorio y a nivel residencial a través de la Red de Centros Residenciales especializados en violencia. Según la directora general, la Conselleria de Igualdad “está realizando un esfuerzo inversor por revertir el sistema asistencial consolidado en las ultimas décadas, para convertirlo en un sistema de protección a las mujeres víctimas de violencia que sea garante de las libertades y derechos que los corresponde por la condición de víctima, a ellas y a las personas que tienen a su cargo”.

La nueva red de la Generalitat de atención a las víctimas de género, con “carácter universal, además de aumentar las plazas, también incrementará las figuras profesionales que atienden a estas mujeres y a sus hijos e hijas, así como la reducción de la ratio hasta un máximo de 20 plazas en los centros de recuperación integral o la ampliación de la estancia en estas instalaciones, pasando de medio año a un año entero”, según ha explicado la directora general del Instituto de las Mujeres y por la Igualdad de Género.

Entre las novedades de la red, está la posibilidad de incrementar el tiempo de estancia de uno a tres años en centros y viviendas, además de reconocer “una nueva tipología como son las viviendas” y construir un centro de emergencia por provincia, ha explicado la directora general.

Además del aumento de plazas residenciales, se generará una red de viviendas tuteladas, donde las mujeres podrán estar hasta un periodo de dos años acompañadas por equipos multidisciplinares, y se pondrán en marcha una serie de medidas para favorecer la emancipación y autonomía de estas mujeres, trabajando así para acabar con “centros masificados como los que mantenía el antiguo gobierno”, ha destacado Such.