Historias de emprendedoras: Judith Estrella, Charter & Dreams

Judith Estrella, Charter & DreamsJudith Estrella, Charter & Dreams

¿Por qué nos hemos fijado en ella? A los 25 años, Judith Estrella lo tenía todo resuelto. Barcelonesa y licenciada en Químicas, trabajaba en una empresa farmacéutica en la que, dice, “tenía una buena remuneración”. Sin embargo, se aburría y sentía necesidad de volver al mundo marítimo en el que sus padres tienen una pequeña firma. Decidió hacerlo, sin embargo, por todo lo alto.

A principios de 2010 abandonaba su trabajo y, con un socio, montaba una empresa de alquiler de yates de lujo, Charter & Dreams, “porque me di cuenta de que en Barcelona no había ninguna firma que lo estuviera haciendo de modo profesional, con una oficina y acciones de marketing”.

Ahora, con 31 años, tiene más de 12 yates en alquiler y factura más de un millón de euros, lo que no está nada mal para una chica de 31 años que trabaja con otras tres personas. En su cartera hay yates como el Benetti 141, con 43 metros de eslora, capaz de llevar 11 pasajeros y con equipamientos tan sofisticados como una moto de agua Bombardier, esquís acuáticos, kayaks, TV por satélite e Internet, un lujo que cuesta 13.400 euros al día o 80.000 a la semana.

Los barcos, naturalmente, no son suyos. “Un yate de estos, que puede costar cinco millones de euros, se alquila por 5.000 euros. No resultaría rentable adquirirlos”, explica. El modelo de negocio consiste en ofrecer a sus propietarios que, en la actualidad no pueden hacer vacaciones muy largas debido al trabajo, un servicio de alquiler de sus propios barcos: “una propuesta que les permite pagarse los gastos de amarre y tripulación (algunos yates tienen hasta tres empleados), que son muy caros”.

Además, Charter & Dreams no sólo alquila los barcos que tiene en cartera sino los que estén disponibles en otras empresas. Su mercado no se limita exclusivamente a los millonarios de vacaciones que quieren pasarse unos días navegando por las costas de Ibiza o del Mediterráneo, sino que Judith trata de promocionar sus yates para reuniones de negocios o presentaciones de productos. Para eso cuenta con barcos especiales como una goleta (vela) turca con capacidad para 80 personas.