Los buñuelos de Valencia son parte importante de las fallas

Mariano Catalán espolvoreando de azúcar los bunyols de su cosechaMariano Catalán espolvoreando de azúcar los bunyols de su cosecha

Sin duda alguna, los bunyols, los churros y un buen chocolate no pueden faltar en Fallas. A mí me gustan más los buñuelos, pero tampoco es que haga ascos a unos churros bien crujientitos.

Dicen los expertos que el secreto del sabor está en utilizar una harina de trigo de calidad,controlar el tiempo de reposo de la masa y trabajarla a mano. Pero, a pesar de todo esto, hay factores difíciles de controlar como las condiciones atmosféricas ya que la humedad alta es beneficiosa para la masa mientras que el frío la perjudica. Una anécdota curiosa, y a la que recurren los buñoleros más supersticiosos, es tener siempre cerca del fuego una ramita de laurel con la que atraer a la buena suerte y hacer una cruz sobre la masa para que salga buena.

Los originarios buñuelos de viento dieron paso con los años a otras variedades como el de calabaza, que se empezó a utilizar por los campesinos en las zonas de huerta para aprovechar el producto de temporada. Éstos últimos son los más demandados aunque en la actualidad podemos encontrarlos de numerosos sabores como los de boniato, vainilla, higo e incluso de horchata. Pero teniendo en cuenta que estamos hablando de un producto tan típicamente valenciano, los buñuelos de naranja no podían faltar y cuentan a día de hoy con una fiel clientela. El ácido cítrico de esta fruta ayuda a repeler el aceite, consiguiendo un buñuelo un poco más ligero.

A pesar de que su consumo está más que constatado que se dispara durante los días de Fallas, también podemos encontrar establecimientos con gran solera y tradición que los sirven los 365 días del año. Ejemplo de ello es la Buñolería El Contraste con cinco generaciones a sus espaladas y desde donde su actual propietario, Mariano Catalán, lucha por obtener el reconocimiento de este producto tan valenciano fuera de nuestras fronteras. Circunstancia que le llevó incluso a cocinar buñuelos en el Central Park de Nueva York en 2006.

Pero no hace falta ir tan lejos para deleitarse con este dulce bocado ya que son muchos los pueblos y ciudades a lo largo de nuestra geografía que, junto a los churros madrileños y las porras manchegas, han dado cabida en sus fiestas y adoptado el buñuelo valenciano.

Por eso, en Valencia News, hemos preparado una selección de algunos de los mejores locales de Valencia para que pruebes unos deliciosos buñuelos, acompañados de una taza de chocolate bien caliente.

Si nos desplazamos hasta el barrio de Ruzafa, fallero 100%, en la calle San Valero, 12, esquina a calle Ruzafa, nos encontramos con ‘El Contraste‘. Un pequeño local que da servicio todos los días del año con el mejor producto y la gente mas servicial y amable. Sí, los buñuelos de calabaza -considerados los mejores de Valencia- triunfan entre su clientela, los buñuelos de naranja -gran innovación- se han convertido en otra de sus especialidades. Además, el chocolate lo elaboran artesanalmente. Mariano Catalán es el artífice de esta renovación de un establecimiento tradicional con muchos años de historia y que llega en su quinta generación.

Buñuelos con chocolate, la merienda de las fallas

Buñuelos con chocolate, la merienda de las fallas

Y como no, contamos con una de las horchaterías más antiguas de la ciudad. Nos referimos a la ‘Horchatería Santa Catalina‘, ubicada en pleno casco histórico. El lugar perfecto para sentir el ambiente fallero, mientras recargas las pilas con unos deliciosos buñuelos y el chocolate que prefieras, ya que se caracteriza por su amplia variedad. Lugar donde aun se recoge la mesa de mármol grabada con la inscripción de que allí tomo chocolate y bunyols la reina Dña María Cristina.

Los buñuelos de viento son típicos en Fallas en la Plaza Obispo Laguarda, 9, se encuentra ‘Casa Piloto‘, que sólo abre de octubre a junio. En este local, la tradición forma parte de su sello de identidad. Por eso, si quieres probar unos buñuelos, cuya receta ha pasado de generación en generación, éste es tu sitio. Además, es imprescindible probar sus porras, que se han convertido en la especialidad de la casa.

Otro local de renombre, sin duda, es la ‘Horchatería Fabián‘. Situada en la calle Císcar, 5, se ha ganado la fama de preparar unos buenos buñuelos de calabaza de la ciudad, acompañados de su otra especialidad: El chocolate caliente. Eso sí, como buena horchatería tampoco puede faltar la tradicional horchata con fartons.

Y si estamos recorriendo la Valencia antigua para ver Fallas, qué mejor lugar para descansar que la ‘Horchatería El Collado‘, ubicada al lado del Mercado Central. Este local es uno de los más tradicionales de la ciudad, y son muchos los valencianos que apuestan por él para degustar sus productos de primera calidad.

Por último, cruzamos el antiguo Turia para descubrir la ‘Horchatería Mari Toñi‘, un local que ha sabido mantener su esencia a lo largo del tiempo. En la calle Alboraya, 23, esta horchatería es una de las más concurridas a lo largo del año. Y en Fallas no podía ser de otra manera. Exquisitos buñuelos y chocolate casero te están esperando.