La Fundación Bancaja, más social

El plan estratégico de la Fundación Bancaja ha sido aprobado por su patronato, presidido por Rafael Alcón, con el que se define la misión de la institución en la nueva etapa, así como sus líneas de actuación estratégicas con un horizonte temporal de cuatro años hasta 2018. El plan estratégico parte de la definición de la nueva misión de la Fundación Bancaja, como es “la contribución al progreso de las personas y de la sociedad valenciana mediante el uso social de la cultura”, según ha informado la institución académica.

Así, se prestará especial atención a los colectivos más vulnerables, a través de “la explotación sostenible del su patrimonio artístico e inmobiliario, siguiendo la tradición que le dio origen con la creación del Monte de Piedad, garantizando así la conservación y puesta en valor de su patrimonio y fomentando la integración social y la cohesión de la sociedad de la Comunitat Valenciana por medio de la cultura, apoyando el desarrollo de las capacidades individuales y colectivas”..

La reflexión estratégica realizada en el marco del nuevo plan detalla también la nueva visión de la Fundación Bancaja, que descansa sobre cuatro parámetros, como son ser una institución “sostenible económicamente, con proyección a largo plazo”; ser reconocida como “un referente en la promoción y el desarrollo integral” de los valencianos a través de un uso social de la cultura; ser distinguida por “la calidad, eficiencia y profesionalidad” en sus procedimientos; y fundada en valores de solidaridad, integridad ética, rigor y transparencia e independencia en la gestión.

Las líneas de actuación del plan estratégico 2015-2018 de Fundación Bancaja son la gestión de activos inmobiliarios; la financiación de actividades a partir del marco legislativo; la incorporación de mecenas y patrocinios, así como convenios de colaboración con otras instituciones; la gestión de eventos y alquiler de espacios en las sedes de Valencia, Sagunto y Segorbe; el impulso del Monte de Piedad; la conservación del patrimonio artístico referente de la fundación; y la potenciación del Centro Cultural Bancaja como eje de la programación cultural.

BALANCE SANEADO

Fundación Bancaja afronta esta nueva etapa con “un balance saneado” y con unos activos valorados en 152 millones de euros e integrados por tesorería, patrimonio inmobiliario y artístico y el Monte de Piedad, según la entidad.

Rafael Alcón ha destacado que “la nueva Fundación Bancaja arranca como una institución al servicio de la sociedad valenciana con el fin de contribuir a su desarrollo a través del uso social de la cultura, con especial incidencia en los colectivos más vulnerables y con mayor riesgo de exclusión social y cultural”.