La AEP critica mezclar niños y adultos en la misma planta de La Fé

La Fe

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha tildado de “absolutamente inaceptable” que en un hospital “pretendidamente de tercer nivel asistencial” como es La Fe de Valencia se mezclen niños y adultos en la misma planta de hospitalización.

La AEP se ha expresado en estos términos en un comunicado después de conocer el ingreso de pacientes adultos en plantas de Pediatría de La Fe, como consecuencia del cierre de camas para personas mayores. “Que los pacientes estén ubicados en habitaciones individuales no impide que los niños puedan ver transitar a los adultos a través de la puerta de la habitación, que el pasillo por el que circulen sea el mismo, que la sala de esparcimiento sea compartida”, ha criticado.

Asimismo, la asociación ha señalado que el personal de enfermería pediátrico “ha sido entrenado específicamente para la asistencia de los niños, lo que implica necesariamente un menor adiestramiento en el manejo de la patología de los pacientes adultos”. Por tanto, considera “absolutamente impropio y regresivo” pretender la “multifuncionalidad” del personal de enfermería en el hospital de referencia más importante de la Comunitat Valenciana.

“Existen otras alternativas que podían haber mejorado la eficiencia, sin que ello supusiera la ruptura del modelo asistencial pediátrico que se lleva manteniendo en el Hospital la Fe de Valencia desde hace más de 40 años“, ha asegurado.

La AEP ha denunciado que, desde un punto de vista legal, el Hospital La Fe “está incumpliendo de manera flagrante convenios concretos firmados por España”, como la Carta Europea de los Derechos del Niño Hospitalizado (Resolución A2-25/86 del Parlamento Europeo de 13 de mayo de 1986), que en su artículo 16 se refiere expresamente a que “todo niño tiene derecho a ser hospitalizado junto a otros niños, evitando en lo posible su hospitalización entre adultos“.

“SE INCUMPLEN LOS COMPROMISOS ADQUIRIDOS”

En esta línea, ha indicado que las razones de ahorro energético aducidas “no justifican en modo alguno que puedan ponerse en riesgo la salud de los niños y de los adultos, ni que se incumplan los compromisos adquiridos”.

La asociación recuerda que ante los “temores manifestados por la práctica totalidad del personal del antiguo Hospital Infantil La Fe”, el actual presidente de la AEP visitó en 2010 las obras del nuevo hospital junto con los, por entonces, gerente y director del Área Materno-Infantil.

En aquella visita, ha asegurado que los responsables sanitarios “garantizaron de manera categórica que el Hospital Infantil seguiría manteniendo su singularidad, que los circuitos de los niños y los adultos nunca se mezclarían”, así como “que no habría ninguna diferencia sustancial entre cómo se venían haciendo las cosas en el antiguo Hospital Infantil y cómo de llevarían a cabo en el nuevo”.

Sin embargo, ha lamentado “el escaso valor que tiene la palabra dada por aquellos responsables ya que, no solamente tenemos constancia de que los circuitos de los niños y los adultos se mezclan constantemente a todos los niveles, sino que ello ocurre ya incluso en las salas de hospitalización“, ha aseverado.

Por todo ello, la AEP ha lamentado la situación generada en el Hospital La Fe y confía en que las autoridades sanitarias procedan a su inmediata resolución “a fin de preservar los niveles de salud física y mental de los niños hospitalizados”.

Asimismo, se ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias valencianas con el fin de prestar asesoramiento respecto a “las posibles soluciones para los problemas que, como consecuencia de los defectos estructurales del nuevo Hospital La Fe, se están generando en la asistencia pediátrica”.

“LA ASISTENCIA PEDIÁTRICA SE VA DIFUMINANDO”

Por su parte, la Sociedad Valenciana de Pediatría, en otro comunicado, ha advertido de que la hospitalización de adultos “conlleva una ruptura del ambiente hospitalario específicamente pediátrico que es el que deseamos para nuestros niños”, y ha criticado que “se ha perdido el concepto de ‘hospital Infantil’ por lo que la asistencia pediátrica se va difuminando y produciéndose una merma de la misma”.

La Sociedad Valenciana de Pediatría considera que esta situación no debería ocurrir y, por ello, ha instado a mantener la hospitalización pediátrica totalmente separada de la de los adultos.