El metro inicia sus pruebas en Riba-Roja

metroribaroja

El esperado servicio de metro en Ribarroja del Turia parece cada vez más cerca, ya que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha iniciado las pruebas con unidades en la futura Línea 9 de Metrovalencia (Alboraya Peris Aragó-Riba roja de Túria) entre Rosas y Riba-roja de Túria, el tramo nuevo de la prolongación del metro hasta la localidad de la comarca de Camp de Túria, en la provincia de Valencia.

Estas pruebas se inician después de que la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente haya invertido alrededor de 40 millones de euros en el proyecto y FGV 5,3 millones de euros.

Las primeras pruebas son las de gálibo, en las que se comprueba que el tren pasa correctamente por las estaciones con la distancia adecuada con los andenes, que el pantógrafo engancha correctamente con la catenaria y que no hay elementos que dificultan la circulación como pueden ser ramas de árboles, vallas abombadas o desplazadas, entre otras.

Una vez concluidas estas pruebas, se iniciarán las de mapeo de vía, que se desarrollarán durante todo el mes de febrero y que son necesarias para comprobar el registro de ubicación de distintos elementos, como son las balizas, agujas, circuito de vías, andenes y señales. Paralelamente, también durante el mes de febrero, se llevarán a cabo las prácticas para la habilitación de los maquinistas de la futura Línea 9 para que todo esté preparado para su futura inauguración en marzo.

NUEVO TRAZADO Y NUEVA LÍNEA

Las obras de prolongación en el tramo Rosas-Riba-roja se han desarrollado aprovechando la plataforma de la antigua línea de cercanías de Renfe Valencia-Llíria. El trazado discurre sobre los términos municipales de Manises y Riba-roja, tiene una longitud total de 9.467 metros, de los cuales 640 corresponden a sección soterrada, 311 a sección en trinchera (rampa de salida a superficie) y los 8.516 metros restantes a superficie.

En el tramo objeto de esta actuación se sitúan las paradas de La Cova, La Presa, Masía de Traver y Riba-roja de Túria. En la primera se finaliza el tramo con doble vía y se inicia el tramo de vía única, La Presa y Masía de Traver se corresponden con los antiguos apeaderos existentes sobre la línea de cercanías que explotaba Renfe, mientras que la parada de Riba-roja de Túria coincide con el punto final.