114,3 millones de viajeros en 7 años

metro aeropuerto

La conexión Puerto-Aeropuerto de la red de Metrovalencia ha cumplido esta semana su séptimo aniversario y, en este tiempo, ha alcanzado los 114,3 millones de viajeros, entre desplazamientos en las estaciones de los extremos de la Línea 5 abiertas en abril de 2007 y las ya existentes en ese momento en el centro de esta línea.

   Según han informado a Europa Press fuentes de la Conselleria de Infraestructuras, el 18 de abril de 2007 se abrieron al público las nuevas estaciones de la prolongación de las Líneas 3 y 5 de Metrovalencia que enlazan Mislata-Almassil y Aeroport y, días antes, se pusieron en funcionamiento la estación de Marítim-Serreria y el tramo tranviario que une esta estación, con trasbordo gratuito, con la parada de Neptú (hoy Marina Reial Joan Carles I), en el puerto.

Con una inversión de 200 millones de euros, se construyó una decena de estaciones que, unidas a las once existentes en ese momento (Mislata Almassil, Mislata, Nou d`Ocubre, Avinguda del Cid, Àngel Guimerà, Xàtiva, Colón, Alameda, Aragón, Amistat y Ayora), conectan puerto y aeropuerto en 45 minutos y puerto y centro en 20 minutos.

Desde Infraestructuras destacan que la conexión Puerto-Aeropuerto se ha convertido en uno de los ejes más importantes de la red de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) gracias a la numerosa población a la que presta servicio (Valencia, Mislata, Quart y Manises), la intermodalidad en el transporte, que permite conexiones entre barco, avión y ferrocarril, y la consecución de la reivindicación histórica de “acercar la fachada marítima”, que ha acogido grandes eventos como la America’s Cup o la Fórmula 1.

En concreto, las diez nuevas estaciones (Faitanar, Quart de Poblet, Salt de l’Aigua, Manises, Rosas, Aeroport, Marítim-Serreria, Francisco Cubells, Grao –hoy Grao-Canyamelar– y Neptú –hoy Marina Reial–) han registrado 33,06 millones de viajeros en ese periodo, 2,7 en 2007, 4,4 en 2008, 4,5 en 2009, 5,1 en 2010 y en 2011, 5 en 2012, 4,6 en 2013 y 1,3 millones de usuarios en lo que va de 2014.

En toda la Línea 5, el cómputo global en el mismo periodo es de 15,1 millones de pasajeros en 2007, 16,5 en 2008, 16,9 en 2009, 16,8 en 2010, 15,9 en 2011, 14,7 millones en 2012 y en 2013 y 3,5 millones en lo que va de 2014, hasta ese total de 114,3 millones de usuarios.

De las diez nuevas estaciones de la Línea 5, nueve entraron en servicio desde el primer día, mientras que la de Faitanar lo hizo el 16 de diciembre de 2008, una vez resuelto el contencioso entre el urbanizador de varios Plan de Actuación Integral (PAI) de la zona y el Ayuntamiento de Quart de Poblet, “ajenos totalmente a FGV”, recalcan, que tenía la instalación preparada desde abril de 2007.

Hitos de diseño y funcionalidad

Según las mismas fuentes, en estas instalaciones “se produjo un cambio de filosofía”, ya que se dotaron de “un diseño y funcionalidad no tenida en cuenta antes, a excepción de alguna estación en concreto como Alameda, del arquitecto valenciano Santiago Calatrava”.

Como ejemplo, citan la estación de Marítim-Serrería, la única instalación subterránea de España que combina metro y tranvía y que supone “un hito dentro de la trama urbana donde quedan incardinadas”.

Se trata de un “urbanismo conceptual y de calidad, que conjuga la funcionalidad con la apuesta por la creación de hitos urbanos de primera magnitud”, subrayan. Para ello, el diseño de las instalaciones persigue que la estación quede como elemento de referencia, pautas que siguen Salt de l’Aigua y Manises.

De las estaciones que esta semana celebran aniversario, la más utilizada ha sido Marítim-Serrería, con 7.933.975 viajeros, seguida de Aeroport, con 5.719.255; Rosas, con 4.724.586; Quart de Poblet, con 4.556.589, y Salt de l’Aigua, con 3.868.569 pasajeros.

Distancia de 175 metros entre metro y aviones

De la estación de Aeroport, destacan que la funcionalidad es máxima, dado que sólo existen 175 metros entre el andén del metro y los aviones en pista, “la distancia más pequeña en cualquier conexión entre aeropuerto y suburbano en España”.

Además, esta instalación se ha convertido en una de las principales entradas turísticas de Valencia, al trasladar a las miles de personas que llegan a diario al aeropuerto de Manises y a los familiares y amigos que acuden a recibirles o despedirles hasta el centro de la ciudad “de una manera rápida y cómoda”.

Desde su inauguración, se ha consolidado como “la mejor alternativa” para que los turistas, en especial los internacionales, se desplacen hasta el corazón de Valencia para conocer su historia, patrimonio y gastronomía, busquen sus hoteles o se acerquen a ferias, congresos o grandes eventos que acoge Valencia durante todo el año.

Además, la estación de Aeroport cuenta con un Centro de Atención al Cliente, abierto en agosto de 2008, que informa en distintos idiomas de la red de metro y tranvía y las mejores opciones para desplazarse hasta sus hoteles, ferias, conciertos o grandes eventos.