Puig ignora a Fabra y plantea su propia reforma electoral

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, aprovechó este viernes la institucionalidad de la fecha, 25 de abril, para proponer 25 medidas de regeneración democrática para recuperar la confianza de la ciudadanía. Algunas de estas sugerencias van en la línea de la reforma electoral planteada por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, a la que el líder de los socialistas valencianos todavía ni siquiera ha dado respuesta.

Así, Puig celebró en Blanquerías su particular 25 de abril con la presentación de estas medidas para “blindar” la democracia en Les Corts, en un acto en el que estuvo arropado por compañeros de partido. El secretario general del PSPV explicó que su iniciativa, que llevará al Parlamento valenciano, tiene como objetivos fundamentales “reforzar el control del Consell y la transparencia” de la Cámara y “reformar en profundidad la instituciones para aumentar la participación de los ciudadanos“.

Entre las medidas que plantea está que la condición de aforado de los diputados se reserve exclusivamente a la libertad de expresión, de forma que los imputados por corrupción sean juzgados en los órganos ordinarios. Además propone, como se ha aprobado en Cataluña, que en el momento en que sean procesados se les suspenda de empleo y sueldo hasta que finalice el juicio sin que puedan ser sustituidos por un compañero. Esta medida habría dejado al PP, en un momento dado, con una mayoría un tanto frágil en la actual legislatura.

Del mismo modo, reclama la obligatoriedad de la publicación anual de las declaración de renta y patrimonio de los diputados, la transparencia de los sueldos, la prohibición de los sobresueldos, la incompatibilidad de cargos remunerados, así como la imposibilidad de indultar por corrupción o la obligatoriedad de hacer públicos todos los contratos.

También pide un cambio en el reglamento de Les Corts para facilitar el acceso de las personas al parlamento, por ejemplo, mediante la creación de un escaño ciudadano. Igualmente, propone equiparar el calendario de sesiones al calendario laboral de todos los trabajadores, de forma que los diputados sólo tengan un mes de vacaciones.

Entre las funciones de Les Corts, Puig plantea la creación de una comisión de estrategias de futuro, como ya existe en otros países, para la elaboración de informes anuales sobre asuntos de fondo, como son los servicios públicos, la educación, la sostenibilidad o las pensiones. Eso sí, el secretario general del PSPV no incluye entre sus medidas la reducción de diputados, como propone el PP.

 

Plantearlo en el Congreso

El portavoz del PP en Les Corts, Jorge Bellver, sugirió al líder de los socialistas valencianos que plantee esas medidas en el Congreso de los Diputados, “donde tiene su escaño”, porque algunas de ellas, como las relativas al aforamiento, son una competencia estatal. El síndico popular también reprochó al secretario general del PSPV su “absoluta falta de respeto” al hacer estos planteamientos, ya que el principal partido de la oposición todavía no ha contestado a la invitación del PPCV para hablar de una reforma electoral o democrática.