Oltra pide que la igualdad real pase del plano teórico y sea una realidad en el día a día

Oltra pide que la igualdad real pase del plano teórico y sea una realidad en el día a díaOltra pide que la igualdad real pase del plano teórico y sea una realidad en el día a día

La vicepresidenta del Consell ha presentado en Castellón la campaña en torno al Día Internacional de las Mujeres

– Oltra reivindica “la igualdad real” entre mujeres y hombres con una campaña institucional

– Oltra denuncia que, “pese a que las mujeres somos más de la mitad de la población y estamos más preparadas, en el mundo laboral tenemos más paro y más precariedad”

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha manifestado la necesidad de avanzar en la “igualdad real” entre hombres y mujeres, que “aunque es una realidad en el plano de las leyes, en el día a día es un concepto que aún está lejos de poder conseguirse”.

Oltra ha presentado la campaña de la Generalitat con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujeres junto con la directora general del Instituto de las Mujeres y por la Igualdad de Género, María Such, y la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, en una rueda de prensa que se ha celebrado en el Ayuntamiento de la capital de la Plana, una de las ciudades que han colaborado en esta campaña, junto con otros consistorios y entidades del ámbito municipal.

La campaña, coordinada por la Generalitat, junto a los ayuntamientos de Castellón, València, Alicante, Elx y Torrevieja, las diputaciones de Castellón y Valencia y la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, se centra en torno al concepto de igualdad real. “Esa es la idea sobre la que queremos sensibilizar la ciudadanía: que, lamentablemente, no hay una igualdad real y, por tanto, esta campaña es más necesaria que nunca”, ha subrayado la vicepresidenta.

En su intervención, Mónica Oltra ha asegurado que “el Govern valencià trabaja para hacer de la igualdad una política transversal y situarla en nuestras acciones de gobierno y para combatir la desigualdad de género, porque “si bien el reconocimiento de las mujeres como iguales ya lo conquistaron nuestras antepasadas, ahora nosotros tenemos la obligación de hacer llegar esa igualdad teórica a la vida cotidiana de cada mujer”.

Al respecto, ha precisado que, “a pesar de que las mujeres somos más de la mitad de la población y estamos más preparadas, en el mundo laboral tenemos más paro y más precariedad laboral”, y también que, “aunque en realidad suelen tener las mujeres un mayor nivel de estudios, los hombres son los que tienen más posibilidades de promoción personal”.

Según ha reivindicado la vicepresidenta del Consell, la cifras de desigualdad de género reflejan “cuando menos, tres brechas a las que se deben enfrentar la sociedad, no solos las mujeres, para erradicar las desigualdades, “la del techo de vidrio, la de la corresponsabilidad en la vida familiar y la salarial”.

Como consecuencia directa de la desigualdad salarial, Mónica Oltra ha recriminado que las mujeres, “al obtener menos ingresos a lo largo de su vida, acceden en pensiones más bajas en el momento de la jubilación y tienen un mayor riesgo de pobreza a la tercera edad.

Además, al analizar las datos de desigualdad en función del género y renta, ha advertido Oltra, “se observa que los hogares sustentados por mujeres presentan una mayor desigualdad económica que las sustentadas por hombres” y así, “llegamos a la feminización de la pobreza, porque sumamos todas estas variables que hacen que las mujeres aún tengamos menos recursos económicos”, en definitiva ha concluido, “somos más pobres, por el hecho de ser mujeres”.

Campaña por una igualdad real

La campaña visualiza algunas situaciones cotidianas para muchas mujeres a las que se enfrentan cada día y que desde la Generalitat se aboga por eliminar, como que desaparezca de las entrevistas la pregunta ¿piensas tener hijos?, o para que cada año las mujeres no tengan que luchar por sus derechos o que la vida no sea una carrera de obstáculos.

La campaña además es interactiva para que cada persona se involucre y reclame igualdad real delante aquellas situaciones que le parecen injustas. En este sentido, todos los mensajes que aparecen en el vídeo y en los carteles se podrán descargar en la web de la conselleria de Igualdad y políticas Inclusivas, para que puedan ser utilizadas.

Asimismo, la campaña pretende que el símbolo “igual con los dedos” inunde las redes sociales por denunciar todas aquellas situaciones desiguales y discriminatorias. Por eso se invita a todas las personas a llenar las redes sociales con él y a usar el #IgualtatREAL por generar esa complicidad social necesaria por poder conseguirla.

Acciones del Consell

La vicepresidenta Oltra ha destacado algunas de las acciones puestas en marcha por el la Generalitat en los últimos seis meses, para hacer de la igualdad una política transversal y situarla en nuestras acciones de gobierno.

Así, entre otras medidas, ha señalado la incorporación de la formación en perspectiva de género, la paridad en los órganos de representación, la igualdad en los sistemas de selección de personal al anteproyecto de Ley de Coordinación de Policías Locales. En especial, ha indicado, Mónica Oltra se contempla que en los municipios en que el número de mujeres no lleguen al 40% de la plantilla de policía local, y hasta que se consiga el mencionado porcentaje, en las convocatorias para la Escalera Básica, se establecerá una reserva del 30% de las plazas para mujeres.

Asimismo, ha indicado la aprobación en los Presupuestos de 2017 de una deducción en el IRPF para las familias monoparentales, teniendo en cuenta que, de las reconocidas por la Generalitat, más de un 90% son mujeres.

También se ha referido a la campaña ‘El juguete No Tiene Género’ para concienciar sobre el uso de las juguetes por parte de niñas y niños, favoreciendo una sociedad más igualitaria por lo que respecta a los roles de género.

Además, ha señalado que el borrador de la ley de la Renta Valenciana de Inclusión Social contempla completar el salarios y las prestaciones estatales más bajas, una medida que beneficiará fundamentalmente a las mujeres.