Mónica Álvaro: Encaramos la tramitación de la Ley de Política Social más importante de este nuevo curso político

Mónica Álvaro: “Encaramos la tramitación de la ley de política social más importante de este nuevo curso políticoLa portavoz adjunta y portavoz de Compromís en la Comisión de Política Social, Empleo y Políticas de Igualdad en las Corts
La portavoz adjunta y portavoz de Compromís en la Comisión de Política Social, Empleo y Políticas de Igualdad en las Corts, Mònica Álvaro, ha manifestado su “satisfacción por el inicio del proceso de participación ciudadana sobre la Ley de Renta Valenciana de Inclusión. Encaramos la tramitación de la ley social más importante de este nuevo curso político, que tenemos que priorizar para que se apruebe en el primer periodo de sesiones”.
 
Según Álvaro, “se trata de una norma que es fundamental para el Gobierno del Botánico, puesto que el primer objetivo, del primer eje del primer Pacto del Botánico es precisamente la creación de una renta valenciana de inclusión. Queremos que las personas tengan una vida autónoma, independiente y económicamente digna. No sólo se trata de cubrir económicamente sus necesidades, sino hacer que puedan tener un proyecto vital. Queremos desarrollar el derecho fundamental de las personas residentes en nuestro territorio a los recursos y prestaciones suficientes para vivir dignamente”.
 
“Este anteproyecto recoge una serie de medidas con las que se trata no solamente de cubrir económicamente las necesidades de las personas que no tienen patrimonio o ingresos suficientes para cubrir sus necesidades vitales, sino también garantizar el derecho a la inclusión social mediante la puesta en marcha de los servicios técnicos y profesionales necesarios”.
 
“Entre las novedades que incluye el texto cabe destacar la ampliación de los requisitos de acceso básico que permitirá que un mayor número de personas tengan acceso a esta renta, como la eliminación de los límites de edad para acceder. También se crean nuevos tipos de renta: la que complementa el trabajo cuando este no llega al 80% del Salario Mínimo Interprofesional (incluidas las pensiones no contributivas), y una segunda que se concederá en función de una valoración individual”.
 
“Y también hay que resaltar que se contempla que la renta tenga un carácter indefinido, además de que su concesión permitirá, sin necesidad de realizar trámites adicionales, el acceso a beneficios en otros ámbitos como el educativo o el de vivienda. Se ha acabado ya con estigmatizar a las personas en situación de empobrecimiento al hecho de que continuamente tengan que presentar papeles de ventanilla en ventanilla pidiendo ayudas”, ha subrayado Álvaro.
 
“La nueva ley llegará a más personas porque sólo hará falta un año de empadronamiento, frente a los 24 meses actuales, exigiendo únicamente la residencia efectiva en la Comunidad Valenciana para tener derecho a la misma; amplía la edad para poder solicitarla a los 18 años a la vez que se elimina el límite de edad para percibirla, cuando ahora era sólo para personas de entre 25 y 65 años”.
 
“Se pretende que el importe de esta no sea inferior a los 531 euros en el caso de un titular, frente a los 385 actuales, tanto en los casos en que la persona no necesite un itinerario de inserción o de acompañamiento, como en los cuales sí lo requiera y, en este último caso, si el solicitante renuncia voluntariamente a realizarlo, mantendrá la ayuda, pero se reducirá hasta los 266 euros”.
 
“Es una ley de Política Social  que apuesta por el municipalismo, en el sentido que reconoce a los municipios como actores principales de atención a las personas en situación de vulnerabilidad y exclusión social, así como para liderar los programas de inclusión y la coordinación técnica y administrativa”, ha concluido la diputada Mònica Álvaro.