Mollà: “No es de recibo que los valencianos sigamos pagando la factura de la nefasta gestión del PP en la Generalitat”

Mollà: "No es de recibo que los valencianos sigamos pagando la factura de la nefasta gestión del PP en la Generalitat"Mireia Mollà, diputada de Compromís a Les Corts Valencianes

La portavoz adjunta de Compromís, Mireia Mollà, ha señalado hoy que la sentencia del Supremo que ratifica que la Generalitat debe pagar la multa de la Unión Europea por el falseamiento del déficit en época del PP “es un nuevo varapalo a nuestras cuentas públicas y a los intereses de los valencianos que continuamos pagando la factura de corrupción y despilfarro de recursos que caracterizaron los gobiernos del PP”.

“Durante la época en que desde el PP se quería dar imagen de buena gestión y de bonanza la realidad es que estaban dedicándose a ocultar los datos económicos reales hasta el punto de que cuando se tuvieron que entregar a la Unión Europea las cuentas públicas se escondió lo que realmente se estaba haciendo y eso es por lo que se nos castigan desde Europa”.

Para Mollà “lo que no puede ser es que la responsabilidad de los dirigentes del PP de aquella época o bien Gerardo Camps o bien Juan Carlos Moragues, actual delegado del gobierno y conseller de Hacienda entonces recaiga ahora sobre las espaldas de los valencianos. La responsabilidad es de un partido como el PP que ha amparado la corrupción, el despilfarro y el maquillaje de las cuentas públicas y ellos deberían hacerse cargo y más cuando la multa se pone oficialmente al gobierno de España y son ellos, también del PP, los que nos la trasladan”.

“Se debería explorar cualquier vía para resolver este asunto, también el de la responsabilidad patrimonial de los responsables como ocurriría en cualquier empresa donde se falseara las cuentas. Debemos tener en cuenta que todo el dinero que termina dedicándose a tapar los agujeros negros del PP, son fondos que no van a educación, sanidad o a las personas vulnerables que lo necesitan”, ha concluido la parlamentaria de Compromís.