Mata: El PP ha demostrado hoy que tiene miedo al poder de la Educación

Debate del Estado de la Comunitat, Mata: “Este año, sí o sí, vamos a dar batalla para sentar las bases del futuro de las siguientes generaciones”Debate del Estado de la Comunitat, Mata: “Este año, sí o sí, vamos a dar batalla para sentar las bases del futuro de las siguientes generaciones”

El Decreto-Ley aprobado en Les Corts en materia de educación afecta únicamente a los niños y niñas de 3 años y regula las horas que imparten en castellano, valenciano e inglés en función de la opción elegida previamente por los padres

‘La verdad por muy dura que sea nunca será más peligrosa que una mentira repetida y sostenida en el tiempo’  con esta cita el síndic del grupo socialista en Les Corts, Manolo Mata, ha iniciado su intervención en el debate que ha tenido lugar en Les Corts para convalidar el Decreto-ley de usos lingüísticos de centro y donde ha denunciado las continuas mentiras que se están vertiendo al respecto “confundiendo a la sociedad valenciana con argumentos que no son ciertos o que se deforman hasta extremos muy sospechosos”. Así, ha recordado que “hoy el Gobierno valenciano y este parlamento está aquí reunido porque el PP tiene miedo al poder de la educación” y ha denunciado que haya un grupo político “que se dedica a agitar a la sociedad con el único interés de sabotear un proyecto educativo noble y justo”.

Para Mata las continuas críticas y satanización a la política educativa del Consell por parte de la derecha se debe a su “miedo al poder de la educación”. “Sólo el 20% de población son estudiantes, pero son el 100% del futuro porque el poder de la educación es el que crea ciudadanos libres, rebeldes, que cuestionan el sistema. Por eso tienen miedo a la educación”, ha aseverado Mata al tiempo que ha recordado que “esta Comunitat ha tenido 20 años de fracaso en educación ininterrumpidos, con informes de diversos organismos que confirman que era un mal sistema por las políticas de quien ahora se quieren alzar como defensores de la educación de nuestros niños y niñas”.

Además, el portavoz socialista también ha lamentado el empeño del PP por boicotear la aplicación el decreto de plurilingüismo y negarse a aprobar una iniciativa “que únicamente pretende que nuestros hijos e hijas acaben su etapa educativa obligatoria con el dominio de tres idiomas” y ha ironizado con el hecho de que “los que ahora critican un sistema que fomenta el aprendizaje de tres lenguas llegaron a prometernos en su mundo de fantasía hasta el aprendizaje del chino” en referencia a la propuesta del Consell de Camps de implantar el chino en la educación secundaria de la Comunitat “de la que nunca más se supo”.

En cualquier caso, Mata ha explicado que el Decreto-ley aprobado en Les Corts es la apuesta decidida del Gobierno de la Generalitat por el trilingüismo que iguala y regula la horas impartidas en inglés en las clases de 3 años respetando al tiempo la opción plurilingüe que previamente habían seleccionado los centros y las familias”. Así mismo ha puesto en valor el poder de decisión que durante todo el proceso de aplicación del decreto de plurilingüismo han tenido los padres y las familias, “por lo que son completamente falsas las acusaciones de ‘imposición’ vertidas por el PP”.

“Si alguien está siendo víctima de este circo son los niños y niñas de 4 y 5 años que este año se han quedado sin programa plurilingüe como consecuencia del comportamiento del PP” ha apuntado el dirigente socialista antes de pedir al PP que recapacite “sobre el daño que está haciendo a la educación de los más pequeños”. “Ustedes están todavía en los tiempos en los que hacían lo que les daba la gana, pero por suerte ya no volverán los tiempos en que CIEGSA robaba, no volverán a despedir a 4000 maestros, a tener auxiliares de inglés que no sabían inglés y los tiempo de niños amontonados en las aulas”, ha recriminado el dirigente socialista antes de incidir en que “creemos en este decreto y en su utilidad porque creemos que la educación es un arma de destrucción masiva de la injusticia, la insolidaridad y la discriminación”.