“María”, un corto valenciano sobre violencia de género

María, corto valenciano sobre violencia de géneroMaría, corto valenciano sobre violencia de género

“María”, un corto valenciano sobre violencia de género, competirá en los principales certámenes. Valencia ha sido el lugar elegido para el pre-estreno del cortometraje “María”, una producción de la benidormí Penélope Pictures Entertainement, dirigida por Javier de Arozamena y con la actriz María José Cantudo entre los protagonistas, que constituye una importante aportación a la sensibilización y comprensión del grave problema de la violencia de género en nuestra sociedad. Su posterior difusión en los festivales de cortometrajes más prestigiosos contribuirá a la sensibilización de la ciudadanía. El estreno formal de la película tendrá lugar próximamente en Benidorm. 

El pre-estreno valenciano ha tenido lugar en el marco de las tres jornadas del Ciclo Formativo dirigido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Policía Local que organiza la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana con la colaboración de la Asociación “No más Violencia de Género José Antonio Burriel”. Ciclo en el que jueces, fiscales, expertos nacionales, y representantes de las asociaciones que atienden a los grupos más vulnerables participan como ponentes, teniendo como aplicados oyentes a agentes que dedican sus esfuerzos a las mujeres víctimas de violencia de género. El interés y atención ha sido máximo, y la participación de los asistentes activa e importante.

El doctor Juan Antonio Cobo, médico forense y director del Instituto de Medicina Legal de Aragón durante años, señala en un informe sobre la violencia de género que “la mujer víctima inmersa en un ambiente doméstico violento se caracteriza por una ambivalencia dramática frente al hombre agresor y con respecto a las decisiones que debe tomar. No sabe qué es lo que debe hacer. Cualquiera de las decisiones que tome provocará un intenso sufrimiento para ella y para las personas a las que quiere, en muchas ocasiones incluso para la persona que la maltrata. Cada uno de los pasos que decida dar, supondrá una quiebra de su línea vital. Todas las decisiones son malas para la víctima”.

“Para soportarlo,” prosigue Cobo, “la mujer recrea su realidad, la sustituye por un espejismo, y convierte su expectativa en una imagen real mediante un proceso de retribución que busca la coherencia con el papel de pasividad y aceptación que ha decidido asumir en esa ruptura de su realidad. Las víctimas de la violencia de género convierten la realidad en un espejismo para creer en otra realidad y para crear otra realidad. Y tras esta recreación de una nueva realidad aparece la tolerancia, y sus efectos: perpetuar la violencia, disminuir la conciencia de riesgo y la consiguiente disminución de la autoprotección, e inevitablemente, el silencio”.

“Y aunque se conozca ese estado interior de la mujer víctima de violencia de género, resulta costoso –por el afán loable de ayudar a la mujer a encontrar la salida mediante la denuncia- comprenderlo en profundidad, ser conscientes de esa problemática de la mujer”.

Esa otra realidad en la que vive la mujer víctima de violencia de genero es la que plasma con precisión y profundidad el cortometraje “María”.

“María” no muestra con imágenes directas y nítidas esa otra realidad de la mujer víctima de violencia de género, sino que propone un mensaje positivo: con la ayuda necesaria, la mujer víctima de violencia de género es capaz de superar su “estado interior ante la violencia de género”.