Los agricultores valencianos denuncian la campaña de la declaración de la renta

arrozal campo arroz agricultor

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha denunciado que la campaña de la declaración de la renta ha comenzado esta semana “sin que el Ministerio de Hacienda haya aprobado la rebaja fiscal para la agricultura valenciana que ha venido siendo ampliamente reclamada por esta organización agraria e incluso por la Generalitat Valenciana, a fin de aliviar los efectos de adversidades climáticas” y el veto ruso.

La organización agraria, en un comunicado, ha señalado que la reunión que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, mantuvo el pasado 31 de enero con el empresariado valenciano, el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, expuso la “situación crítica” en la que se encuentra sumido el sector agropecuario y le reclamó la aplicación urgente de una rebaja de módulos, así como una mejora tributaria de carácter estructural a aquellas actividades agrarias o ganaderas que acumulan una crisis de rentabilidad desde hace varios años.

Entre los cultivos y productos que ha incluido en este caso se encuentran los cítricos, arroz, uva de vinificación, porcino o cunicultura. Asimismo, ha exigido que el Gobierno ponga en marcha una reducción del IBI Rústico a los propietarios afectados por estas mismas circunstancias adversas.

Como “prueba del alcance de la crisis del sector agrario” ha recordado el Informe de Descensos Extraordinarios de Rendimientos de las Actividades Agrícolas y Ganaderas durante 2014 del Ministerio recoge una disminución de los rendimientos entre el 30 y el 85 por ciento, en función del cultivo y el término municipal.

En el ámbito de la ganadería, la merma productiva derivada de las inclemencias climáticas ha provocado una reducción de pastos y de la floración con un 66 por ciento de media, ha apuntado.

AVA-Asaja considera “absolutamente decepcionante e inaceptable la actitud mostrada hasta el momento por el ministro Montoro” y sostiene “que no puede permanecer impasible ni un día más ante una coyuntura tan calamitosa, por lo que debe aplicar un tratamiento fiscal diferenciado y más favorable a este sector que ha sido uno de los motores de la recuperación económica a pesar de que los agricultores han seguido perdiendo dinero”.

“El malestar en el sector agrario valenciano está creciendo ante la falta de respuestas a sus problemas”, ha advertido la organización.