La Generalitat ha mantenido más de 600 reuniones para atender las necesidades de vivienda pública de las comunidades de vecinos

La Generalitat ha mantenido más de 600 reuniones para atender las necesidades de vivienda pública de las comunidades de vecinosLa Generalitat ha mantenido más de 600 reuniones para atender las necesidades de vivienda pública de las comunidades de vecinos

La Conselleria de Vivienda ha pagado toda la deuda que EIGE mantenía del anterior Gobierno con varias comunidades de vecinos desde hace varios años

Además de tratar los principales problemas que afectan a las comunidades, también se invita a fomentar la corresponsabilidad en el buen uso de las viviendas y los espacios comunes de los edificios

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, través de la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE), ha mantenido más de 600 reuniones para atender las necesidades de las comunidades de vecinos de las promociones del parque público de la Generalitat.

Técnicos de EIGE asisten a estas reuniones con las comunidades de propietarios e inquilinos para conocer los problemas que afectan a cada edificio y buscar la solución más idónea. De las 608 reuniones mantenidas con los colectivos vecinales en toda la Comunitat en esta legislatura, 420 corresponden a la provincia de Valencia, 154 a la de Castellón y 34 a la de Alicante.

Las obras a realizar en los elementos comunes es uno de los capítulos más importantes de estas reuniones y en el que EIGE pone a disposición el conocimiento de sus técnicos para hallar medidas que solventen la cuestión. Problemas de humedades, bajantes o ascensores son los más frecuentes y los que requieren obras urgentes y registran mayor número de reclamaciones.

Saldada la deuda anterior

La morosidad en el pago de las cuotas de comunidad por parte de vecinos provoca situaciones preocupantes dado que, en algunos casos, conlleva la parada de los ascensores por el impago a las empresas mantenedoras del servicio, con los graves problemas que supone para las personas de movilidad reducida que allí habitan.

Además, hay que recordar que, en la pasada legislatura, el propio Gobierno valenciano mantenía impagos en algunas comunidades de vecinos. En mayo de 2015, la deuda de EIGE ascendía a 36.000 euros. Una deuda que ya ha sido saldada por el actual Consell, que mantiene al día todos los pagos correspondientes a las comunidades de vecinos.

El hecho de que, durante este año EIGE se haya puesto al corriente en el pago de sus obligaciones con las comunidades de vecinos es fundamental para trabajar por un buen funcionamiento de este tipo de colectivos y favorecer la coordinación social.

Otro de los puntos fuertes de estas reuniones es fomentar la corresponsabilidad en el buen uso de las viviendas y los espacios comunes de los edificios. Las personas tienen derecho a una vivienda, pero también tienen la obligación de hacer un uso adecuado de ella y de las zonas comunes y, por ello, deben conservarlas adecuadamente.