FGV anuncia cambios de imagen, mejor servicio y más seguridad

Ferrocarrils cambiará su imagenFGV anuncia cambios de imagen y promete más seguridad

FGV anuncia cambios de imagen, mejor servicio y más seguridad. Así lo ha decidido el Consejo de Administración de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana tras aprobar la reestructuración de su organigrama.

La reunión del ente público, presidida por la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha finalizado con una reducción de casi un 20% del número de puestos de dirección -de 33 a 27-. Asimismo, según ha trascendido, se fusionarán unidades con objetivos similares.

Los cambios han sido propuestos por la nueva gerencia de Ferrocarrils, para ello se marcan como objetivo mejorar las condiciones en la seguridad en la circulación y el servicio, normalizar el clima laboral e impulsar una nueva imagen, tanto a nivel interno como externo de la empresa.

Respecto a novedades en cuanto a seguridad, el director gerente de FGV, Ángel García de la Bandera, ha señalado que a partir de ahora Ferrocarrils cuenta con una normativa -originaria de FEVE– y un sistema de gestión de la circulación que ha integrado esta materia en todas las áreas productivas que pasa a tener carácter ejecutivo y no meramente consultivo como hasta ahora, ha apuntado.

Para FGV, tal y como ha anunciado el Consell, es prioritario impulsar la aprobación de dos leyes: una Ferroviaria y otra de Seguridad en el transporte para el ámbito de nuestro territorio; unas iniciativas, que como ya apuntó Salvador “después del accidente de metro, la Comunitat Valenciana tiene que ser un referente en materia de seguridad”.

En la misma reunión se ha aprobado un nuevo procedimiento de adquisición de compras y contrataciones; acuerdos en consonancia con la política de transparencia prometida desde el equipo de gobierno de la Generalitat.

Respecto a la sombra del ERE que planea sobre Ferrocarrils y la paralización de las negociaciones del convenio que venció el 31 de diciembre de 2009, la dirección del ente público ha anunciado el inicio de las negociaciones.

Ante la denigrada imagen que recae sobre FGV desde el accidente del metro de Valencia, que según fuentes oficiales ha dañado la reputación de sus marcas comerciales, Metrovalencia y TRAM de Alicante y el constante ambiente de conflictividad laboral -materializado con frecuentes huelgas- la empresa ha anunciado que procederá en breve al diseño de acciones e iniciativas con el fin de mejorar el servicio que presta e intentar captar nuevos usuarios.