El PSPV pide al Gobierno impulsar una Ley de Control de Transparencia para acabar con las cláusulas abusivas y la letra pequeña en contrataciones predispuestas

El PSPV pide al Gobierno impulsar una Ley de Control de Transparencia para acabar con las cláusulas abusivas y la letra pequeña en contrataciones predispuestasEl PSPV pide al Gobierno impulsar una Ley de Control de Transparencia para acabar con las cláusulas abusivas y la letra pequeña en contrataciones predispuestas

En la línea de la jurisprudencia europea, pide que se acuerde con las principales entidades bancarias que actúan en la Comunitat “pactar protocolos de transparencia en las principales operaciones bancarias que implican contratos predispuestos” y constituir “un observatorio de transparencia en la contratación para contribuir al estudio y divulgación de esta materia”

 Acabar con las cláusulas abusivas, encubiertas, la letra pequeñas y las malas prácticas bancarias que en los últimos años han abundado en la comercialización de muchos productos financieros es el objetivo de la Proposición No de Ley de urgencia presentada por el Grupo Socialista en Les Corts y con la que se pide al Gobierno central, entre otras medidas, “impulsar una Ley de implementación del control de transparencia en la contratación predispuesta”.

“La crisis económica no sólo ha comportado el rescate financiero, sino que además ha aflorado las nefastas prácticas bancarias que durante años se llevaron a cabo en la comercialización de productos financieros como las cláusulas suelo, obligaciones preferentes y subordinadas, los préstamos multidivisa, las permutas financieras o los swaps, que han afectado a multitud de valencianos y valencianas por desconocer las implicaciones reales, condiciones y consecuencias de los productos que adquirían”, ha señalado el síndic del grupo, Manolo Mata, antes de asegurar que “esta crisis social sin precedentes ha tenido un coste para los ciudadanos de más de 20.000 millones en todo el Estado, además de la casi paralización de los juzgados y tribunales de justicia y el desasosiego de cientos de miles de afectados que están teniendo que hacer ahora frente a pagos que desconocían”.

Por todo ello, los socialistas se han mostrado convencidos de que “urge una respuesta a esta crisis de gran magnitud que ha derivado, principal y fundamentalmente de la absoluta falta de transparencia por parte de las entidades bancarias durante los procesos de contratación de este tipo de productos financieros” y han recordado que “la justicia europea, a través de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión de 21 de diciembre de 2016 ha reconocido los derechos y las prácticas abusivas de las entidades, obligándoles a indemnizar a los afectados”. “Ahora de lo que se trata es de fomentar la aplicación del principio de transparencia como un nuevo paradigma en el modelo de protección de los consumidores y de los ciudadanos y acabar con la letra pequeña en las cláusulas financieras”, ha apuntado Mata.

Por ello, además del impulso de la nueva ley de transparencia para las contrataciones predispuestas, desde el PSPV se han dirigido al Consell de la Generalitat para constituir junto a las universidades, organizaciones y entidades representativas en materia de contratación como asociaciones de usuarios “un observatorio de la transparencia en la contratación que se constituya como un espacio especializado en el estudio y divulgación en esta materia”. Además, la iniciativa, que se llevará al próximo pleno, pretende que desde el Consell “se acuerde con las principales entidades que actúan en la Comunitat la instauración de protocolos de transparencia en la contratación, en aplicación del artículo 81 del Real Decreto Legislativo 1/2007”.

“La tutela judicial del principio de transparencia debe de ser un derecho básico de los consumidores y de los medianos y pequeños empresarios, puesto que en la época actual debemos reconocer el valor de la transparencia como clave de bóveda del moderno sistema de protección que nos aproxime a los criterios de la Unión Europea”, ha sentenciado Mata antes de recordar además el voto particular que pronunció el magistrado Javier Orduña en la sentencia del Supremo que eximía a la banca de la obligación de devolver todo lo cobrado por las cláusulas suelo y en el que se establecía “la necesidad de analizar los casos particulares”. “Tenemos que trabajar para prevenir la aparición de las malas prácticas bancarias y aumentar otra vez confianza entre los particulares eliminando cláusulas abusivas y letras pequeñas que se han demostrado contrarias a derecho”, ha sentenciado el dirigente socialista.