El GPP denunciará al Consell por intentar modificar los presupuestos aprobados por Les Corts

El GPP denunciará al Consell por intentar modificar los presupuestos aprobados por Les CortsEl GPP denunciará al Consell por intentar modificar los presupuestos aprobados por Les Corts
  • Bonig señala que “estamos ante un gobierno agotado al que se le han acabado las pilas”
  • “La gente quiere menos pactos y más trabajo porque a este Consell se le acaba el tiempo y no resuelve los problemas”
  • El Portavoz de Economía, Rubén Ibáñez, denuncia el intento de Economía de modificar los presupuestos ya aprobados por Les Corts

Todos los grupos, excepto GPP, rechazan la comparecencia de Oltra y Salvador para explicar el cese de Casas y la T2.

El grupo popular presentará un recurso en el TSJCV contra el Consell por incurrir en falsedad documental al intentar modificar los presupuestos aprobados por Les Corts. Así lo han anunciado esta mañana la portavoz del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Isabel Bonig, en rueda de prensa tras la Junta de Síndics.

El Portavoz de Economía, Rubén Ibáñez, ha indicado que “el Consell prohíbe a las propias Cortes hacer su función porque ha intentado modificar el presupuesto metiendo enmiendas, pese a estar ya aprobado y publicado. Desde la dirección general de presupuestos se pretenden modificar lo ya aprobado”.

En concreto, según ha explicado Ibáñez, “se pretenden añadir líneas de subvenciones nuevas sin explicar el por qué o los beneficiarios. Parece que les sobren Les Corts, que solo valen para aparentar que aquí se aprueban cosas y que el gobierno cumple, cosa que, como vemos, es falsa. El presupuesto es el que se aprobó por el legislativo y no lo que se quiere ahora modificar”.

“Entre lo que se pretende modificar están las cuatro tasas que se aprobaron reducir y volver a las cantidades de 2015. Han hecho oídos sordos a la modificación de tasas que estas Corts aprobaron. Están incurriendo en una falsedad documental de libro. Vamos a recurrir el presupuesto porque lo publicado no es lo que se aprobó”.

Asimismo, Rubén Ibáñez ha hecho hincapié en que “no hay presupuesto en 2017 para la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación. Puig y Oltra han querido que no tenga presupuesto. Es un gobierno chapuza que no ha aprobado presupuesto para esta corporación y que obligará a las Cortes a reunirse para aprobar su presupuesto. Esto solo pasa en esta Comunidad”.
Ibáñez ha pedido que “este Consell se quite la L de prácticas. No queda más remedio que presentar un recurso a los presupuestos ante el TSJCV, para decir basta ya de engañarnos. Son unas cuentas ficticias de nacimiento por los 1.300 millones ficticios pero ahora también porque estas Cortes aprobaron enmiendas que ahora no se recogen. Estamos ante una falsedad documental de libro en muchos aspectos”.

“Gobierno agotado y proyectos paralizados”

La síndica popular, Isabel Bonig, ha manifestado que “tras año y medio de un gobierno que iba a ser el de la gran revolución, no es que las cosas sigan igual que antes sino que van a peor a pesar de que las circunstancias son mejores gracias al trabajo del gobierno de Madrid. Estamos ante un gobierno agotado al que se le han acabado las pilas, que se va de vacaciones porque el Titànic ha dado todo lo que tenía que dar, no han tenido actividad durante estos días, no hay grandes cambios, la deuda continua, usan excusas, llantos y lamentos, y caen en los mismos errores que achacaron al PP como con la T2, el enchufismo de Montón y la señora Salvador en Ferrocarrils, o la falta de explicaciones por el cese de la número dos de Oltra”.

Bonig ha lamentado que todos los grupos hayan denegado en la Junta de Síndics las dos solicitudes de comparecencia en Diputación Permanente. La primera de la vicepresidenta Oltra para explicar el cese de Sandra Casas y saber si ha habido incompatibilidades o no en la tramitación de expedientes de la dependencia y, la segunda, la comparecencia de la consellera de Vivienda sobre medidas de vigilancia en la línea T2 de Metrovalencia”.

“El presupuesto de la Generalitat 2017 ha sido una chapuza. Difícilmente pueden gobernar el Consell cuando no crees en el proyecto que llevas a cabo. Si no se aclaran entre ellos mismos, cómo se van a  aclarar en la gestión de una comunidad con cinco millones de ciudadanos”.

Isabel Bonig ha indicado que “el Consell tiene un montón de proyectos paralizados por cuestiones ideológicas, no sabemos qué va a pasar con las concesiones sanitarias, ni los padres saben qué tipo de educación recibirán sus hijos, ni qué va a pasar con la dependencia o el turismo. Está muy bien la foto, pero a la gente les da igual los acuerdos de perdedores. Quieren menos pactos y más trabajo porque se les acaba el tiempo y no resuelven los problemas de la gente. Son más postureo ante la incompetencia y la ineficacia”.