El Consell dedicará 2,3 millones de euros para la formación de los funcionarios

La consellera Gabriela Bravo presideix un acte en homenatge a les víctimes de l'Holocaust

La Conselleria de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas destinará 2.379.100 millones de euros durante 2016 para impulsar el Plan de Formación Continua que ha diseñado el Instituto Valenciano de Administración Pública.

La consellera Gabriela Bravo ha presentado, junto a la directora general de Función Pública, Eva Coscollà, las líneas maestras de la iniciativa ante un centenar de representantes políticos, económicos, sindicales y sociales. La consellera ha explicado que, con este nuevo plan de formación, “iniciamos un camino de mejora, reforma y modernización en un proyecto ambicioso que pretende revertir la situación de la Administración pública”. Grabiela Bravo ha recordado que, durante la etapa política anterior “y con excusa de la crisis”, se dejó al sector público en “niveles de subsistencia” y el nuevo plan de formación pretende “revertir la situación”.

Para la consellera, “el proceso de reforma que hemos puesto en marcha busca dotarnos de una nueva administración fuerte, transparente y despolitizada que nos permita construir un modelo distinto de cohesión social y desarrollo económico”. Este objetivo, según Gabriela Bravo, es “algo imprescindible para mejorar la calidad de nuestra democracia”.

En lo que queda de año, los trabajadores de la Función Pública Valenciana podrán optar a alguno de los 215 cursos de formación de temática general, a los que hay que sumar otros 77 de carácter específico entre en los que destaca la especial incidencia a los cursos de valenciano así como la atención al público en la lengua propia de la Comunitat Valenciana.

Las cinco universidades públicas valencianas (la de Alicante, la de Valencia, la Politécnica, la Jaume I de Castellón y la Miguel Hernández de Elche) colaborarán en el Plan con una aportación de 151.141 euros entre todas ellas, así como su experiencia docente para los cursos sobre temas más específicos.

Tanto la dotación presupuestaria como su reparto en las diferentes áreas de formación y cursos ha sido consensuado con todos los sindicatos con representación en la Mesa General de la Función Pública Valenciana en el seno de la Comisión de Formación en la reunión que este organismo celebró el pasado 19 de febrero con la asistencia de los representantes de UGT-PV, Intersindical, CCOO-PV, CSI·F y FSES.

El nuevo plan supone una profunda revisión de la oferta que existía hasta ahora. En este sentido, se han eliminado hasta 110 cursos, de los cuales, el 50 por ciento se centraban en la mejora de habilidades o eran de carácter jurídico, además de aquellos que se habían quedado obsoletos.

De los 215 cursos de formación continua, el el 35 por ciento son de nueva creación, con 150 de ellos de carácter presencial y 65 que se podrán realizar vía telemática. Respecto a la formación especializada, de los 77 cursos de la oferta, hay 33 dirigidos a consellerias y los otros 45 destinados a colectivos específicos de trabajadores. El plan se completa con la celebración de jornadas y seminarios de calidad institucional y gobernanza.

Respecto a las áreas a las que se destinan los diferentes cursos, 9 se dedicarán a Transparencia e Integridad Institucional; 21 en temas de Inclusión Social e Igualdad; 14 para Administración Abierta e Innovación Pública; 22 dedicados a la mejora de la Gestión Pública; 44 destinados a incrementar los conocimientos del Marco Normativo de la Actividad Pública; 42 sobre Tecnologías de la Información y la Comunicación; 20 destinados a la promoción del valenciano y el multilingüismo; 25 para habilidades profesionales; 15 en Seguridad y Salud Laboral y, por último, otros 3 autoformativos.