El Cabanyal buzonea corazones y prepara “picaeta”

Una reunión pasada en otro punto del barrio, "a la fresca". Foto de Anna Marti

Vecinos del Canbanyal han aprovechado la coincidencia esta semana con la celebración de San Valentín para desarrollar y difundir una campaña de “amor y rehabilitación”. El grupo de CraftCabanyal de la Plataforma Salvem  ha trabajado en cadena para recortar y decorar unas tarjetas que han servido para buzonear el barrio, con corazones y mensajes en favor de la rehabilitación como motivos principales. Y así lo han demostrado en un vídeo difundido por las redes sociales.

Una acción que pretender “señalar la importancia de la participación de todos los vecinos en la rehabilitación del Cabanyal”.  La iniciativa coincide casi en el tiempo con el anuncio de la alcaldesa Rita Barberá sobre que su equipo trabaja en un estudio para desbloquear la situación del barrio. Pero este avance no resultó este viernes suficiente a los vecinos. La asociación de residentes que se apresuró a afirmar que el proyecto no anuncia “nada nuevo bajo el sol”.

“Desde que llegó Rajoy a la Moncloa, el Ayuntamiento no ha avanzado ni un paso en lo que tiene que hacer, modificar el Pepri, eliminar el expolio que produce la prolongación y plantear un Plan Especial de Protección”, expresaron desde la agrupación.

Por lo pronto y hasta que no se ofrezcan más detalles, desde los distintos foros y entidades sociales del barrio no alineados con el plan que diseñó años atrás el equipo de Gobierno, siguen recordando la próxima cita ciudadana: manifestación el 6 de abril por las calles del barrio. Iniciativa que apoya y a la que se anima un nutrido grupo de estudiantes Erasmus tal y como expresaron públicamente. Cuestiones todas de las que ha venido dando cuenta este periódico.

Además, está previsto que este domingo, 16 de febrero, se celebre una nueva “picaeta”, el modo de “reconquistar la calle como espacio de relación, tomar el pulso de la situación y recuperar la reivindicación”. Una iniciativa que parte de la convocatoria de vecinos de forma particular y que desde su estreno hace meses se ha ido consolidando por el boca a boca.

En esta ocasión tendrá lugar, a las 12.30 horas, en la calle Nicolau de Montsoriu. Una cita cita en la que cada participante aporta mesa y comida, aunque también tema de conversación y argumentos, para compartir.