Bonig manda un mensaje a Oltra: “Primero son las personas y luego los enchufados”

Bonig manda un mensaje a Oltra: “Primero son las personas y luego los enchufados”Bonig manda un mensaje a Oltra: “Primero son las personas y luego los enchufados”
  • “Piden 1.300 millones de euros al gobierno central pero despilfarraron 2.300 millones con Castor y las desaladoras”
  • La presidenta del PPCV mantiene un almuerzo en Vall d’Uixó con afiliados del PP de la comarca
  • “Quien mira al pasado es porque no saben gestionar el presente. En dos años no han hecho nada de lo que prometieron”

La presidenta del PPCV Isabel Bonig ha lanzado un mensaje a la vicepresidenta Oltra , en referencia a la falta de inversiones del Consell: “primero son las personas y luego los enchufados”.

Bonig ha participado esta mañana en un almuerzo en Vall d’Uixó con afiliados de la comarca. “En dos años no han hecho nada de lo que prometieron. No se puede esperar más de los gobiernos del cambio. Solo se dedican a resistir, están agotados, acabados. Como no gestionan necesitan buscar un enemigo: Madrid”.

La presidenta del PPCV ha manifestado que “dicen que no hacen cosas porque Madrid no da dinero. Pero este año el señor Puig va a tener 851 millones de euros más. Pero la Generalitat no invierte. Reclamamos que inviertan en colegios, institutos, centros de salud… No se puede abrir una televisión con 55 millones de euros, una agencia de la innovación con 30 millones de euros, una agencia antifraude con un millón de euros y abrir nuevos chiringuitos para colocar a los suyos, mientras no atienden a las personas y diciendo que no tienen dinero para invertir. Primero son las personas y luego los enchufados. Eso le decimos a la señora Oltra. Pague, por ejemplo, los 14 millones de euros que debe desde hace un año a los centros especiales de empleo para discapacitados. Eso sería rescatar personas y no montar televisiones”.

Isabel Bonig también ha criticado durante su intervención las alusiones del tripartito al despilfarro del PP. “Sin embargo ahora corren a hacerse la foto en el aeropuerto de Castellón. Tampoco les escuchamos decir nada del proyecto Castor del gobierno del socialista Zapatero que costó 1.700 millones de euros. O las cinco desaladoras en la Comunitat Valenciana, dos de ellas en Castellón, Moncofar y Oropesa, por 550 millones de euros y ahora molestan y nadie sabe qué hacer con ellas. En total son 2.300 millones de euros tirados a la basura porque son infraestructuras que no sirven y que ahora nadie quiere. Puig y Oltra reclaman 1.300 millones de euros más en el nuevo modelo de financiación y ellos despilfarraron aquí 2.300 millones”.