Betoret lamenta que FGV “se sacuda la responsabilidad” ante la falta de personal y le insta buscar fórmulas para solucionarlo

Betoret pide explicaciones a Salvador por el “caos organizativo” en FGV tras las últimas dimisionesBetoret pide explicaciones a Salvador por el “caos organizativo” en FGV tras las últimas dimisiones
  • Reclama al Consell que destine parte de los 384 millones para sus “chiringuitos” para contratar a técnicos y profesionales
  • Les ha exigido “menos postureo y más gestión” para que un servicio público y básico para los valencianos no se vea afectado por su “desidia gestora”

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular (GPP) Vicente Betoret ha lamentado que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) “se sacuda la responsabilidad” y “baje los brazos” a la hora de buscar fórmulas para solucionar el problema de personal que padece mientras “los levanta para firmar la creación de plazas para amigos de partido”.

En este sentido, ha señalado que el “victimismo” del Consell en este sentido “está poniendo en juego los servicios públicos” ya que “tienen dinero para crear plazas ad hoc como la vicesecretario de Organización, Francesc Romeu como director de Clientes y Accesibilidad, para el director de Comunicación Manuel Salvador o para ascender al alcalde de Paterna, el socialista Juan Antonio Sagredo en FGV” mientras se quejan de que “no pueden contratar a técnicos”.

Betoret ha recriminado que el Consell “de la falsa transparencia” ha aumentado en un 100% los altos cargos ya que ha pasado de 21 con la anterior dirección a 46 trabajadores (niveles 14 a 18), y ha multiplicado por tres las Direcciones en FGV. “¿Cuántos puestos de trabajo se hubieran creado con todo este despliegue?”, se ha preguntado.

Al respecto, ha indicado que es una “cuestión de voluntad” ya que existen fórmulas para poder solventar la situación y, en este sentido, les ha instado a destinar parte de los 384 millones de euros que han aprobado para sus “cortijos” a la contratación de personal en cualquiera de las maneras previstas en la ley “que son muchas”.

“La petición de FGV al Gobierno nacional es una operación de maquillaje” una manera, ha añadido de “rehuir la responsabilidad” por lo que les ha exigido “menos postureo y más gestión” para que un servicio público y básico para los valencianos no se vea afectado por su “desidia gestora”. Según ha explicado, pretenden “desviar la atención de los realmente importante” y es que “mientras inyectan dinero a sus chiriguitos, asfixian a entidades estratégicas para los valencianos”.

Así, ha indicado que “no sólo lo dice el PP, lo dicen los sindicatos, quienes también han denunciado la “grave situación de falta de plantilla” y la indignación de “los trabajadores de FGV ya que no puede entender que, mientras falta presupuesto y se ponen trabas para contratar al personal operativo que saca el servicio, si hay dinero y agilidad para contratar altos directivos”.

Al respecto ha pedido al Consell que “no se instale en la buracratización” y agilice las bolsas de trabajo para poder dar el servicio de calidad que se merecen los valencianos.