Valencianizar Europa

Mare Nostrum, Un mundo difuso para una agricultura en riesgoJuan Vicente Pérez Aras es Diputado Nacional por el Partido Popular - Colaborador de ValenciaNews

La cuenta atrás para las elecciones europeas entra en la recta final en su camino hasta la jornada electoral del 25 de mayo y en ese sentido las distintas fuerzas políticas se afanan por desgranar sus respectivos programas electorales. El Partido Popular está inmerso en la presentación el próximo día 27 en Castellón del texto valenciano que se incluirá en el Programa Europeo del PP, una regionalización que pone en valor las singularidades de los territorios desde una visión global. Esta percepción particular, nos permite conformar un proyecto común a partir de las sinergias que aportan cada una de las partes, porque de la unión de cada una de ellas se forja la verdadera fuerza en los nuevos escenarios de la política global. Votamos la composición del Parlamento Europeo, donde se aprueba el Presupuesto comunitario y que elige al Presidente de la Comisión Europea, de ahí la importancia de la cita.

Miguel Barrachina, Luis Santamaría, Andrés Martínez y Rafael Ripoll, bajo la sabia batuta del director de Campaña Alejandro Font de Mora han conformado un inmejorable documento que recoge la impronta valenciana. Agua, Infraestructuras, Agricultura, Turismo, Educación, Empleo, políticas transversales que afectan a una sociedad históricamente vinculada con el exterior, junto con las propuestas recogidas a través de la web en un ejercicio de apertura a esa sociedad que nos exige un mayor protagonismo en todo aquello que le afecta, establecen las prioridades de esta tierra ante las Instituciones europeas. Para ello contaremos además, una voz autorizada en el Parlamento Europeo con Esteban González Pons para poder defender nuestros intereses con solvencia. Junto a él, la candidatura europea se tiñe de color valenciano con la presencia de Eva Ortiz, Juan Carlos Caballero y Carla Miralles, toda una demostración de la apuesta del PP, con hechos, que contrasta con el resto de candidaturas de otras formaciones que han obviado a esta tierra una vez más, relegando a sus representantes en las mismas, con la excepción de la castellonense del PCPV Marina Albiol, número cuatro por IU.

La importancia de poder disponer de interlocutores válidos en el centro de poder europeo es fundamental para nuestros intereses. En estos momentos en que la Comunitat Valenciana está liderando la salida de la crisis en España, no podemos perder el ritmo de nuestro crecimiento, cuyo mejor exponente han sido los datos de las exportaciones los 22.880 M€ (el 9.4% del total nacional) en 2012, y los 23.678 M€ (10’1% del total nacional) de 2013, demostrando una vez más la fortaleza de esta tierra pese a las dificultades. En España, la balanza por cuenta corriente cerró 2013 con un superávit de 7.130,6 millones de euros, frente al déficit de 11.518,7 millones acumulado en 2012, y después de que la economía española haya sido capaz de financiarse por sí misma desde junio del año pasado.

No podemos dar la espalda a este proceso común que se gesta en Europa, sin el cual la modernización de nuestro país hubiera sido imposible, ya que el 50% de las infraestructuras que se han construido durante estos años han sido financiadas con Fondos europeos. Así mismo, el flujo inversor europeo va a seguir apostando por esta Comunitat, que recibirá 2.259’9 millones de euros de Fondos Estructurales para el período 2014-2020, un 4’3% más que en el período anterior, lo que conlleva unas inversiones por valor de 4.416’7 millones de euros, un 63’1% más que en el período 2007-2013, en el que la inversión ascendió a 2.707’3 millones de euros.

Nuestra vocación europea no puede diluirse ahora en estériles debates ideológicos que amparan un populismo regresivo y peligroso. La izquierda europea sufre una crisis de identidad y ya no marca la diferencia, en palabras del politólogo Sami Nahïr, que abunda en que los Partidos Socialistas Europeos deben someterse a un serio examen de conciencia. El pensador esta semana en Valencia insistía en que estamos ante “una crisis de la política de izquierdas”, seguramente no querría referirse a los experimentos de Gobierno gestados en España por la Izquierda de tan funestas consecuencias para los ciudadanos que los han sufrido.

Por ello, no podemos caer en el populismo decimonónico en el que están instalados algunos, en su afán de someternos a la dictadura ideológica de repúblicas bolivarianas que impedirán que sigamos por la senda del crecimiento. Nuestro objetivo es valencianizar Europa, siguiendo esa tradición inveterada en esta tierra. Nos jugamos mucho.

Juanvi Pérez