La posición de China en los tratados medio ambientales internacionales

Mapa Mundial nocturno de la Tierra, dónde se aprecia dónde se consume energía en el mundo.Mapa Mundial nocturno de la Tierra, dónde se aprecia dónde se consume energía en el mundo.

La energía consumida por un país es sinónimo de calidad de vida. Ciertos países africanos, dónde la calidad de vida es muy mala, pueden tener un consumo diario de 0 kilogramos de petróleo equivalente de media por habitante. Los países desarrollados como España, consumen diariamente de media 8 kilogramos de petróleo equivalente. Este dato explica nuestro grado de dependencia de los combustibles fósiles.

Mapa Mundial nocturno de la Tierra, dónde se aprecia dónde se consume energía en el mundo.

Mapa Mundial nocturno de la Tierra, dónde se aprecia dónde se consume energía en el mundo.

Los datos públicos del Banco Mundial, muestran el uso energético per cápita es decir, lo que consume un habitante del país en cuestión en materias primas (carbón, petróleo, gas y otros) anualmente, expresado en kilogramos. El uso de las renovables es tan reducido a nivel global, que el consumo que tiene un habitante medio es casi en su totalidad de hidrocarburos o energías no renovables.

Uso energético per cápita [Fuente: Banco Mundial 2 jun. 2016]

Uso energético per cápita [Fuente: Banco Mundial 2 jun. 2016]

Este nivel de uso energético puede emplearse como indicador de la riqueza de un país y su calidad de vida. China  consume la mitad que España, con una tendencia al alza de su crecimiento. Cada vez tiene un mayor consumo de energía, tiene más coches, más iluminación, en definitiva está mejorando su calidad de vida.

El consumo en petróleo equivalente en China es de 2.000 kilogramos anual per cápita y el de EE.UU de 7.000 kilogramos per cápita. ¿Dónde está el techo del crecimiento de China? Es posible que cercano a los niveles de consumo americanos.

El uso energético trae de la mano el problema de la contaminación. Por cada kilogramo consumido de petróleo equivalente, se generan 2 kilogramos de CO2. Un chino de este modo emite 4 toneladas de CO2 anualmente, mientras que un americano genera 14 toneladas.

En los grandes encuentros de cambio climático, la gran preocupación es China. Si sigue aumentando su consumo sumado a su gran número de habitantes (1.300 millones de habitantes), las cifras de contaminación por CO2 se dispararían. China es ya actualmente el gran motor de humo mundial.

Los niveles de consumo americanos y chinos son dispares. Este primero tiene un crecimiento sostenido en consumo de petróleo. Es por ello que sus propuestas sobre el congelamiento de los niveles de CO2 emitidos, no les afectarían en gran medida, pero perjudicarían mucho el crecimiento de China.

China está a mitad de su crecimiento y cortar su consumo supondría un estancamiento en la calidad de vida, de ahí a groso modo, su postura en las negociaciones medio ambientales internacionales.

De no frenar el crecimiento chino, su consumo energético podría crecer  a niveles de EE.UU y el planeta se vería gravemente afecto por enormes niveles de contaminación por CO2.

Artículo de colaboración de Javier Martínez Cantero, graduado en Ingeniería de Caminos por la UPV