La OMS avisa de oleada de cáncer

mercedes morales

Esta semana estuve en urgencias, en el hospital, y la doctora me explicó que hay una pandemia de gripe. ¿Por qué…?, le pregunté pensando que me daría un número con miles de afectados, países o alcance global de afectados. Pero ella fue mucho más abstracta: “Porque estamos todos contaminados”.

Al escuchar “pandemia” nos quedamos horrorizados. Parece que nadie pueda escapar al efecto de que entre en su casa. Y no sé si la declaración este año es de ese alcance o se queda en epidemia pero, en todo caso, una gripe se cura.

La pandemia que debe preocuparnos no es esta. Es de cáncer y tiene peores consecuencias. El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado el World Cancer Report 2014 (Informe Mundial sobre el Cáncer 2014), en el que colaboran más de 250 científicos de más de 40 países.

En él se advierte del crecimiento descontrolado de los casos de cáncer: de 14 millones de personas diagnosticadas en la actualidad se pasa a una predicción de 19 millones en 2025 y 24 millones de enfermos de cáncer en 2035.

Y la advertencia respecto a la importancia de la dieta queda en un primer plano. “El mundo se enfrenta a una oleada de cáncer y la necesidad de restringir el alcohol y el azúcar ha de ser considerada”, han señalado científicos de la OMS en una entrevista a la BBC News.

Los científicos dicen más. Que hay una necesidad real de centrarse en la prevención del cáncer por tabaco, obesidad, alcohol, radiación por exposición al sol, no maternidad y no lactancia materna. “En relación con el alcohol, todos somos conscientes de los efectos agudos en accidentes o delincuencia, pero hay una carga de enfermedad que no se habla, porque simplemente no es reconocida, específicamente con el cáncer”.

La OMS considera que en el etiquetado, la promoción y el precio del alcohol este argumento debería estar al orden del día. Y apunta que hay un argumento similar, que se tuvo con el azúcar respecto a la obesidad y que afecta también al riesgo de cáncer. ¿Comprarías un paquete de galletas con azúcar para el desayuno que te advirtieran del riesgo de cáncer?

“Si echamos un vistazo al costo del tratamiento, es una espiral fuera de control, incluso para los países con más ingresos. La prevención es fundamental”, advierten las mismas fuentes. Vaya! No séra sólo por dinero. No? Estamos hablando de salud y de proteger la vida.

Con todo, hasta la mitad de los casos de oncología podrían prevenirse con una participación activa de la población, pero los ciudadanos creen que el cáncer es como una lotería que puede tocarte o no. Una encuesta de la OMS en Reino Unido apunta que un 49% de personas no sabe que la dieta aumenta el riesgo de padecer cáncer. Casi la mitad de los encuestados!. “Hay un alarmante nivel de ingenuidad sobre el papel de la dieta en el cáncer. Es muy preocupante ver qué cantidad de gente no sabe que hay muchas cosas que puede hacer para reducir su riesgo”.

Lo dice la OMS. Y, por favor, tomen nota hospitales, unidades de nutrición, médicos de cabecera: “Dieta repleta de verduras, fruta y deporte, reducción de alcohol, carne roja y procesada. Hasta la mitad de los casos podrían prevenirse”.

Y pido que tomen nota porque cuando un paciente oncológico recibe su diagnóstico y pregunta qué puede comer, se le dice: “Usted coma como lo hacía hasta ahora”. O se le entregan recetas con azúcar, alcohol, fiambre y carne. Y aquí, en este país, y en muchos otros, hay un 51% de gente que sigue creyendo ciegamente en lo que le dice su médico. Otro porcentaje pide una segunda opinión y una parte más pequeña busca medicina alternativa y naturópatas que les orienten e informen acerca de otro modo de alimentarse.

Y si acaban hospitalizados no hay más que revisar lo que les llega en sus bandejas. No vamos a poder prevenir si no tenemos información. Entonces, ¿por dónde empezamos?

Mercedes Morales
http://mamabio.es/