FALSO AMIGO O LA GLOBALIZACIÓN COMO ARMA DE MATAR.

William Vansteenberghe, Experto en Inmigración. FALSO AMIGO O LA GLOBALIZACIÓN COMO ARMA DE MATAR.William Vansteenberghe, Experto en Inmigración. FALSO AMIGO O LA GLOBALIZACIÓN COMO ARMA DE MATAR.

Pequeño país lleno de paradojas, Holanda, los Países Bajos para los más eruditos, vive todos los días bajo el nivel del mar, tanto que muchos políticos holandeses están asombrados del interés suscitado por sus elecciones inminentes.

En estas elecciones confluyen muchos vectores que hacen de ellas, una repetición general para una gran conjura, que busca colocar en Francia y Alemania, a la extrema derecha en el acervo público, como una opción sino necesaria al menos admisible. Basta remontarse una decena de años, y todos estos partidos que cabalgan a base de raza, pueblo y peligro inminente de no se sabe muy bien que cosa, eran considerados por el vulgo en general como incipientes, por desgracia hoy, ya no es así.

Muchos defienden y con bastante razón, que la culpa de todo la tiene la clase política actual, que ha agotado con su impericia el modelo de Nación que había funcionado desde los albores del siglo XIX. Que no quedan estadistas claman los más atrevidos, a lo que se debe responder, lo que no queda es Estado.

En esta redistribución del poder se ha producido dos hechos importantes, una especulación desaforada, que ha dejado a todos los Estados definitivamente en manos del gran capital, y el otro, que los países derrotados por la caída del Comunismo, China y sobre todo Rusia, ya llevaban pelando en la cloacas donde hemos descendido finalmente todos, tras la explosión de la mayor burbuja que el neoliberalismo ha creado. Evidentemente al estar todos a la misma altura del fracaso, los dos alumnos aventajados nos ganan la partida.

¿Cómo? A base de un centralismo de poder absoluto, al cual no podemos contestar más que con la división de una Europa como mínimo en tres bloques y  con un desarrollo insolidario,  desajustado por recetas egoístas y partidistas, que generan duda en la calidad de estar en este club de dormidos.

Rusia que se considera atacada, no lo olvidemos,  ya que sufre por sus propios errores en política exterior, un castigo financiero importante por parte de la Comunidad Internacional, el cual  ha hundido a una clase de deseosos burgueses en el infierno de la supervivencia. Aun así ha conseguido erigirse, por los vacíos dejados por los EEUU y la ineficacia europea,  como el tuerto rey.

Ataca a todo el mundo que inicie un movimiento interno, elecciones, cuestión al pueblo, referendos, lo tiñe todo con la sospecha del tongo cibernético. Hasta los wikileaks sea han transformado por la inoperancia de los americanos, en un juguete en manos de un presidente sin escrúpulos.

De hecho Holanda país de los molinos de viento, ha dejado de confiar en la tecnología y ha afirmado que el conteo se hará a mano, las cuales esperemos que sean inocentes.

Por el otro lado el Neofascista Wilders recibe apoyo económico  de un sector republicano ultraconservador americano, que lo tilda de salvador de Europa contra el Islam.

Curiosamente las posibles alteraciones inducidas por Rusia, favorecerían también a Wilders,  además de los apoyos  involuntarios de Mark Rutte, primer Ministro holandés, por prohibir los mítines de los ministros turcos a favor de Erdogán en territorio bátavo.

En España, no hemos tenido jamás ningún problema en licitar a presidentes, no solo a ministros,  a realizar su campañas en territorio nacional, el ´último de una larga lista, el presidente ecuatoriano Correa. Esto sería nimio si no hubiese sido realizado a solo días de las elecciones, produciendo una inversión de la tendencia de voto hacia el partido de Wilders, el cual estaba en pérdida de fuerza, ya que confirmó aparentemente,  que muchos turcos quieren a Erdogán más que a su origen holandés, dándole así más argumentos a Wilders, ya que  los demás partido moderados,  no han sido capaces de hacer comprender a su pueblo, que el mestizo cultural siente dos culturas sin problemas de elección, pero que no tolerará que le priven de una de sus opciones, los mismos turcos holandeses que se quejaron por la ausencia de sus ministros, lo habrían hecho de la misma forma contra el gobierno holandés si se le hubiera ocurrido quitarles la oportunidad de votar en las elecciones holandesas.

Lo mismo que votan los Holandeses en las Municipales de Alicante, por poner un ejemplo, sin por ello  tener siquiera la nacionalidad española, y a menudo a gente holandesa que si la tiene.

Esto es un mundo complejo.

Los EEUU, por su parte también forman parte de una gran conjura para partir Europa con el fin de eliminar un enemigo comercial, en un proceso de Globalización que se parece cada vez más  a una guerra de todos contra todos, que  a un movimiento de unión mundial.

Holanda es de hecho solo el ensayo  de los EEUU del tirano Trump, para  que se aposenten en el sillón de presidente de Francia y del Bundestag , gente afín, o sea filofascistas,  coincidiendo en ello con los intereses del Kremlin, dejando en la cabeza de los filoputinitas de izquierda una gran paradoja que resolver, si son sinceros claro está.

Se produce con ello una pinza que rompe con una tradición de más de 100 años ininterrumpidos de vecindad y cariño entre los Occidentales, precipitando la posibilidad de nuevos pactos, dificultados al Este por el deseo nunca escondido por parte de los rusos de asustar el Oeste de Europa.

Por la inercia especulativa, y el mirar hacia otro lado, hemos arribado a unas costas muy negras para nuestro futuro inmediato, y Europa de momento solo publica un libro blanco, afirmando que hay que dividirnos en vez de apoyarnos, la Europa de dos velocidades ha producido inmediatamente una Europa a tres velocidades, la del Norte, la del Sur y la del Este demostrando una vez más que no  sabemos estar Unidos, en definitiva no sabemos sentirnos unidos.

Hoy solo se puede pensar en hacer más Europa, y experimentar las elecciones en cada país como algo que repercute sobre la vida de todos, se necesitarían manifestaciones contra Wilders en toda Europa, no solo debajo del Mar del Norte. Contra le Pen en toda Europa, lo mismo que contra los partidos fascistas Griegos o Alemanes, y el rechazo a las tropelías de Erdogán no deberían situarse en la agenda política interior de Europa, sino en la Exterior y no en beneficio o maleficio de los Europeos, sino en apoyo a los Turcos, unos por obnubilados por quien los lleva al matadero, y los demás por apoyar su rechazo.

Rusia se venga en nuestra red porque estamos divididos, y no tenemos la capacidad de generar una respuesta necesaria y unida,

Los EEUU, han dejado de ser los medio amigos que nos forzaron a tragarnos los desechos del Imperio soviético para pasar a  ser la potencia Mundial deseosa de perder la denominación de “ a la defensiva” para abrazar la militarista de ” a la ofensiva”, pensando solo para los americanos, y como hemos visto tras la anulación del Obamacare, no de todos.

Ha llegado el momento  de abandonar nuestras filias y fobias y construir Europa de forma sólida y social, sino no solo nos ganarán en la red, sino que nos impondrán un régimen internacional con claras connotaciones fascistas edificado sobre el miedo a perder lo poco que nos queda.