¡Es la corrupción, estúpido!

Que nadie se me dé por ofendido ni insultado, que la frase que le dijo James Carville a Bill Clinton la he cogido prestada y no va dirigida a nadie en concreto. Pero igual que este asesor demócrata hizo con Bill Clinton, alguien debería dejarle bien clarito a nuestros gobernantes un par de cosas.

Primero, que cada vez que se habla de trajes, de Gürtel, de los EREs de Andalucía, del último y bochornoso capítulo del Valencia CF más propio de la mafia siciliana que de la sociedad valenciana… un votante potencial se convierte en un apático ciudadano desencantado y harto de sus políticos.

Sí. Pensará usted –como yo-, que pagan justos por pecadores, porque hay también buenos políticos, servidores públicos que buscan lo mejor para sus ciudadanos. El problema es que ellos rara vez son noticia. Como buenos ejemplos voy a nombrar sólo a dos: Elena Bastidas, alcaldesa de Alzira, y Ramón Marí, Alcalde de Albal. Ambos –me consta- trabajan a diario para que ningún banco o caja se apropie de años de esfuerzo y sacrificio quitándole el piso a nadie por dejar de pagar un par de letras. Su ejemplo debería servir de guía para muchos otros.

Pero, -insisto-, cada vez que un diputado acusado de corrupción se va de Les Corts pero se queda de alcalde o alcaldesa en su pueblo después de haber amenazado con no irse si no le pagaban su defensa jurídica; cada vez que un informativo abre con la amenaza de convocar unas elecciones anticipadas porque PSOE e Izquierda Unida no se han puesto de acuerdo en materia de Urbanismo; cada vez que escucho que trajes de Gürtel regalados por El Bigotes serán entregados a los pobres porque no valen nada…. Otro ciudadano más declara la guerra a los políticos y pone a Dios por testigo de que jamás volverá a votar a nadie.

Vivimos en una tierra en la que siempre ha habido emprendedores, gente que ha hecho negocio, que goza de un clima espectacular, que vive del Turismo gracias a capitales como Benidorm, Gandía o Cullera… Y somos noticia día sí día también porque no tenemos RTVV pública, pero sí mangantes varios, sicarios a sueldo y gentes que se han aprovechado de las arcas públicas.

Para acabar de rematar todo este deprimente panorama, la dramática situación de millones de jóvenes que o están en paro, o formándose a un precio más alto que nunca, o se han exiliado para trabajar de camareros en Londres. Y no olvidemos la angustiosa situación de nuestros mayores, que tienen que compartir su pensión casi con toda la familia para poder salir adelante y que observan un negro futuro. Por primera vez las expectativas de futuro son peores que las del pasado. Terrorífico.

Oigan. Suena a chino que ahora que se acercan las Elecciones Europeas por primera vez en años nos hablen de nuevo de las bondades de pertenecer al grupo del Euro, que tan pobres nos ha vuelto a costa del ya histérico redondeo. Hablen de lo que le interesa a la gente y no prometan un futuro mejor, lleno de brotes verdes.

Trabajen para mejorar la vida de las personas, no se agarren al sillón a toda costa y terminen con la corrupción en la Política. Que pague con todo el peso de la Ley quien la haya incumplido. Se llame como se llame y ocupe el sillón que ocupe. Porque si no la situación irá a peor.

Y parafraseando a Rajoy me he dejado para el final a Arias Cañete. En serio, ¿por qué ha tardado tanto en dar el nombre si estaba ya claro?, ¿hacía falta que Cospedal se lo comunicara por sms? ¿no da la impresión de ser improvisado?, ¿por qué no lo comunicó en el multitudinario acto que el PP celebró en Valencia?

El PPCV podrá vender estas europeas que González Pons, el número dos de la lista, es valenciano. Pero no sé yo si estará muy contento con este premio de consolación quien ha dado la cara por su partido en numerosas ocasiones y en horas bajas. Apasionado de las redes sociales, caracterizado por su camisa blanca y reconocido como gran orador, será muy difícil que no pase desapercibido siendo número dos y viviendo a miles de kilómetros de aquí. Como digo, Europa sólo es importante si hay elecciones europeas a la vista. Lástima.

Fernando Alabadí
@MeridianoHorta @Fernandoalabadi
Director de El Meridiano L’Horta
www.elmeridiano.es