En busca de Eutopía

Juan Vicente Pérez Aras, colaborador de Valencia News. Valencia, de congreso a congresoJuan Vicente Pérez Aras, colaborador de Valencia News. Valencia, de congreso a congreso

Con el inicio de la estación invernal, en pocas horas, 2016 se va despidiendo en medio de un temporal de levante, de los de nota. Iniciamos la semana en la que celebramos el aniversario de las primeras elecciones de este último ciclo político. El 20-D de 2015 el Partido Popular lograba la victoria que repartía la representación política entre 13 Partidos, abriendo un período de incertidumbre por la aritmética de unos pactos necesarios. El no por el no determinó una nueva convocatoria en verano. De entonces para aquí, la historia ya se conoce.

Algunos buscaron su propia e interesada Utopía, negando la realidad de un hecho incontestable. El veredicto de las urnas, inapelable, determinaba un nuevo espacio colaborativo entre aquellos que de forma inequívoca defienden, dentro de la pluralidad y diversidad, esos principios constitucionales nacidos del espíritu de la Transición. Entre los que compartimos que la Constitución debe preservar la unidad, la igualdad, el bienestar y la soberanía nacional

Ahora, con el Gobierno empezando su andadura con casi un año perdido, la oportunidad de apuntalar una verdadera sociedad cosmopolita es un reto que no podemos dejar pasar. De ahí ese impulso reformista, esa apuesta por el diálogo que nos pidieron los españoles. Un diálogo que ya empieza a dar sus frutos. La semana parlamentaria se cerraba con un gran acuerdo con la validación del techo de gasto para 2017 y de los objetivos de déficit y deuda pública. Un acuerdo que es el punto de partida de todo el “ciclo presupuestario que ha de desembocar en la aprobación de los PGE para 2017, que es la siguiente estación de destino que tenemos por delante en el inicio de legislatura para que la recuperación económica no se detenga, continúe la creación de empleo y se garanticen las prestaciones sociales”, en palabras de nuestro portavoz de presupuestos Jaime de Olano.

Y todo ello en un convulsionado contexto internacional. Un contexto que nos abre una oportunidad para volver a ocupar una posición de liderazgo en los principales foros de decisión globales. España ha pasado de ser un problema (2011), a ser referenciada como modelo de recuperación, liderando el crecimiento y la creación de empleo en toda la OCDE (2016). Otra vez el “milagro” español, de la mano de los gobiernos populares y el esfuerzo de todos los españoles.

Un esfuerzo solidario para una situación excepcional y de extraordinaria gravedad. No podemos dejar de recordarlo, al ver ahora un ambiente totalmente distinto, aun quedando mucho por hacer mientras haya personas con dificultades. El clima de negocios en España ha mejorado desde 2014 hasta colocarse en una valoración media de 2,9 sobre 5. Según el Barómetro del clima de negocios en España, el 95% de las empresas encuestadas tienen previsto mantener o aumentar sus inversiones en España durante 2017, lo que revela una mejora de sus perspectivas de cara a los próximos años. Además, el 95% prevén aumentar su plantilla el próximo año. En lo que respecta a la facturación, el 62% prevén un aumento en 2016 frente a 2015, mientras que sólo un 4% creen que disminuirá, y además el 69% creen que mejorará en 2017. Y las exportaciones de las empresas extranjeras desde España también mejorarán en 2016, según el 96% de los encuestados, y en 2017 según el 98%.

Un escenario que constata que lo macro empieza a filtrarse a lo micro. El mejor comportamiento de la economía española respecto a lo previsto inicialmente y el desbloqueo político han incidido positivamente en las expectativas. El ciudadano necesita certidumbres y estabilidad. Por eso no podemos desaprovechar la oportunidad que se nos presenta para seguir generando esa confianza en la calle.

La sociedad nos ha puesto a prueba. Nos exige respuestas y soluciones a sus legítimos representantes. Y especialmente en un momento de plena regeneración para fortalecer los pilares de un verdadero Estado social y democrático de Derecho. Busquemos esa verdadera politeia aristotélica, esa forma virtuosa de gobierno que nos permita alcanzar ese lugar donde se asienta la felicidad por la implantación de la justicia, y que Tomás Moro describía como Eutopía.

Estamos en un momento determinante de nuestra historia. Debemos consolidar el gran cambio, y afrontar con decisión los retos de una legislatura compleja, para no defraudar esa confianza emanada del mandato de las urnas. Siguiendo ese espíritu de Moro, seamos capaces de superar a la mítica utopía, con nuestro esfuerzo y capacidad, para así dictar las mejores leyes. Con mis mejores deseos. Feliz Navidad.