El viaje de Chris Cappello

Lourdes Carmona. El viaje de Chris CappelloLourdes Carmona. El viaje de Chris Cappello

Hoy quisiera compartir las reflexiones de Chris Cappello sobre las enseñanzas que ha sacado de su vuelta a pie por Italia. ¿Por qué pueden ser interesantes las palabras de este italiano casi completamente desconocido en España?

Brevemente contaré su historia que es la historia de una tragedia, y a la vez de la lucha por la supervivencia, la resistencia, la superación. Chris Cappello y Marta Lazzarin esperaban su primer hijo, al que iban a llamar Leonardo, pero complicaciones en el tramo final del embarazo llevaron a la muerte tanto de Marta como del hijo que esperaban. A los dos días Chris publica una carta de despedida de la que se hacen eco los medios italianos. Y a la semana anuncia que va a emprender una vuelta a pie por los pueblos más pequeños y recónditos de Italia con el fin de recaudar fondos para las enfermedades raras. “El principio del bien es el final del mal”, sentencia en la carta que anuncia por redes sociales su proyecto, un proyecto que está en marcha, nunca mejor dicho. Y que se puede seguir día a día desde su blog de viajes: www.blogdiviaggi.com. Para quien esté interesado en saber más, publiqué hace unos días un artículo más extenso en mi web

Antes de su largo viaje, cuenta que lo veía todo negro, todo negativo. Salir de ese agujero negro le parecía imposible. Ahora continúa sin ser fácil, pero se concentra en vivir jornada a jornada haciendo las cosas lo mejor que puede, como si fuera su último día. Cuando va a la cama se siente feliz: “He hecho todo lo que he podido, como si mañana no existiese”.

Ha vuelto a confiar en las personas. Tras un tiempo tan negativo había perdido la confianza en los demás. Se sentía solo y extraño entre los demás. En este viaje ha recobrado la confianza, ya que siempre había gente dispuesto a ayudarlo de corazón.

Todos los objetivos son alcanzables. Al principio eran casi 4700 km. Cada km pensaba, uno menos. Pero era una pequeña tortura. Después empezó a pensar en su etapa de 25 km diarios, pero también era frustrante. Ahora piensa en pequeño: Llego a la cima de esta colina, a aquella casa a lo lejos, a aquel bonito prado. Y mientras respira, escucho su cuerpo y sigue sus sueños.

Escuchar la naturaleza. Caminar por senderos poco frecuentados es una experiencia fantástica, ha empezado a escuchar atentamente tanto la lluvia, el viento, como los animales. Muchas cosas en este mundo son visibles sólo a quien las sabe escuchar.

Las cosas bellas son más fuertes que las feas. Las televisiones y los periódicos propician sobre todo noticias feas, negativas. Es importante informarse, pero en el mundo ocurren tantas cosas bellas que la gente querría escuchar… Estamos encerrados en esta negatividad pero queremos ver el bien que hay a nuestro alrededor. Chris Cappello intenta desde su pequeño mundo poner un poco de esto debajo de los ojos de los que quieran ver.

Colaboración de Lourdes Carmona